El obispo Munilla ofrece una misa en memoria de las víctimas de ETA

A la que asistieron dirigentes del PP como el delegado del Gobierno español en la CAV, Carlos Urquijo, el edil donostiarra José Luis Arrúe o el parlamentario Manuel Michelena.

El obispo de Donostia, José Ignacio Munilla, pidió ayer a las víctimas de ETA que se sientan cristianas que oren «con fe y esperanza» por la «conversión» de quienes fueron sus «verdugos». A su juicio, será una «oración heroica» que contribuirá en gran medida a la «sanación de las heridas» y también «eficaz» aunque «condicionada al misterio de la respuesta de la libertad del hombre».

Munilla pronunció estas palabras en la eucaristía ofrecida en recuerdo de «las víctimas mortales de la violencia terrorista» y por el consuelo de sus familiares, en la catedral del Buen Pastor, a la que asistieron dirigentes del PP como el delegado del Gobierno español en la CAV, Carlos Urquijo, el edil donostiarra José Luis Arrúe o el parlamentario Manuel Michelena.

A la ceremonia acudieron también la viuda del sargento de la Policía Municipal de Donostia Alfonso Morcillo y miembro de Covite, Caty Romero, la viuda del militante de UCD Ramón Baglietto, Pilar Elías, y la hermana del edil del PP de Zarautz José Ignacio Iruretagoyena, Inmaculada Iruretagoyena.

El obispo comentó que las víctimas deben ser «protagonistas destacadas» del fin de ETA y de «un futuro de esperanza».

Por su parte, Caty Romero destacó que «es grato tener cerca a los representantes de la Iglesia» y recordó que desde 1998, cuando se formó Covite, esta «es la segunda vez que en San Sebastián se celebra una ceremonia en memoria de las víctimas».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...