El obispo insta al Consell a acelerar la obra del Palacio Episcopal de cara al Año Jubilar

La última fase supone techar el claustro, iluminar todo el edificio y dotarlo de estanqueidad para que las obras de arte se conserven en perfecto estado

El Palacio Episcopal se prepara para acoger la colección de arte que la Iglesia almacena en su mayor parte en la Catedral de Orihuela. Si se cumplen los plazos previstos las obras de adecuación culminarán en nueve meses y entonces se iniciará el proyecto museográfico, de forma que en marzo de 2011 podría estar en funcionamiento. No obstante esta fecha no gusta demasiado al obispo, Rafael Palmero, quien después de visitar el edificio junto con el conseller Mario Flores y la alcaldesa, Mónica Lorente, entre otros, instó a los responsables políticos a acelerar estos trabajos con el objetivo de no privar a los visitantes a la seo oriolana de visitar este inmueble, barroco y declarado Monumento Nacional en 1975, en pleno corazón del casco antiguo.
 
El prelado indicó que el 13 de mayo arranca el Año Jubilar concedido por el Papa Benedicto XVI a la Catedral de Orihuela con motivo de su quinto centenario, y que serán muchos los fieles no sólo de la Diócesis sino de otros puntos los que acudan a la ciudad por este motivo. Rafael Palmero apremió al máximo responsable de la Conselleria de Infraestructuras a «poner más velocidad» al tren en el que, dijo «viajamos todos para llegar a una meta que tenemos clara y que es que esta casa preste los servicios tan nobles que ha prestado desde hace siglos».
 
Ni Mario Flores ni Mónica Lorente se comprometieron a adelantar la fecha de inauguración, aunque sí que destacaron el esfuerzo económico realizado por la Generalitat en los últimos años para recuperar esta joya del patrimonio oriolano. Entre las tres fases de rehabilitación se habrán invertido en torno a los diez millones de euros, dinero que para el conseller es prioritario «para recuperar la verdadera memoria histórica».
 
Los responsables políticos así como muchos representantes de la sociedad oriolana tuvieron la oportunidad de recorrer las distintas dependencias del Palacio Episcopal de mano de la directora de la obra, quien explicó cómo se va a acometer esta tercera fase. Entre otras cosas se recuperarán los artesonados de la sala del trono y ya se han adjudicado algunos de los espacios como el antiguo oratorio situado sobre la Capilla del Loreto, donde se colocará sólo el cuadro de Velázquez 'La tentación de Santo Tomás', propiedad de la Diócesis, o la parte superior del claustro donde irán los retratos de los distintos obispos a excepción del primero, que permanecerá en la Sala Capitular de la Catedral, que también formará parte del museo. Orfebrería, esculturas de autores como Salzillo y textiles propiedad de la iglesia completarán la oferta museística.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...