El Obispo de Tierra de Fuego bendijo a las nuevas autoridades

El Obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, Monseñor Miguel Ángel D’Annibale, brindó su bendición a las nuevas autoridades que asumieron tanto en la provincia como en los municipios, al tiempo que pidió que “haya un compromiso concreto con los más pobres, con los más necesitados”. Asimismo recordó la importante encíclica del Papa Francisco ‘Laudato Si’ la cual pide una mirada ecológica y un respeto por el medio ambiente.

Monseñor Miguel Ángel D’Annibale, Obispo de Santa Cruz y Tierra del Fuego, compartió que en este carácter eclesiástico, bendijo a las nuevas autoridades fueguinas que asumieron en los distintos estamentos.

«Al ser el Obispo de las dos provincias, vengo a estar en estos momentos muy importantes; el voto de la gente eligió a sus candidatos y ahora estamos acompañando, por supuesto, pidiendo a Dios una Bendición para el comienzo de esta gestión”.

Agregó que «también estamos acompañando para que haya un compromiso concreto con los más pobres, con los más necesitados y con todos aquellos que buscan la justicia social. Sabemos que tenemos que animar a los dirigentes y a los que tienen tareas elegidas por al pueblo para que lo puedan llevar adelante. No es fácil esta tarea, pero hay que alentar, a animar, para que se puedan llevar acá”.

El prelado recordó que la Iglesia siempre tiene a la cuestión social y ambiental como temas de fundamental atención y es así que hay varias encíclicas, algunas centenarias, como Rerum Novarum, Centessimo Anus, y ahora la del Papa Francisco ‘Laudato Si’, «encíclica muy importante en donde el Papa nos pide una mirada ecológica del presente, en la Patagonia más todavía y en Tierra del Fuego con todo el tema del agua, los recursos minerales, el petróleo y hay que tener mucho cuidado con todo eso”.

Por último indicó que hay que acompañar las acciones positivas en este sentido. «La Iglesia viene acompañando al mundo desde hace dos mil años y vamos a seguir acompañando porque es el mensaje del Evangelio, el mensaje de Jesús, que traemos y acompañamos no solamente como confesión católica porque acá también hay muchos evangélicos, es una bendición ecuménica”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...