El obispo de Solsona dice que las elecciones catalanas son plebiscitarias

El obispo de Solsona, Xavier Novell, ha destacado en su última glosa la importancia de las elecciones catalanas del próximo 27S para Catalunya ya que, afirma, tienen un carácter plebiscitario por lo que en su opinión existe una obligación moral de ir a votar.

Novell señala en su glosa que, aunque legalmente dichas elecciones solo servirán para escoger a los representantes políticos del gobierno para los cuatro próximos años, el presidente de la Generalitat ha dicho que tienen un carácter plebiscitario y equivalen al referéndum que el 9N no se pudo celebrar.

«Estas dos interpretaciones sobre el actual proceso electoral provocan, en algunas personas, confusión y expectación. Me ha parecido oportuno ofrecer a los fieles de la diócesis algunos elementos de reflexión para iluminar la cuestión que se plantea en esta contienda electoral y recordar el deber moral de la participación», explica el obispo.

Detalla al respecto que quienes afirman que estas elecciones son plebiscitarias lo justifican a partir de los hechos político-sociales sucedidos en Catalunya en los últimos tres años.

Concretamente, cita las multitudinarias manifestaciones ciudadanas a favor de la independencia; la victoria en las últimas elecciones de los partidos favorables al referéndum sobre la autodeterminación; y la prohibición reiterada de este referéndum por parte de la Estado. «Cuando se haga público el resultado de estas elecciones, es muy probable que los partidos políticos hagan una interpretación en clave plebiscitaria», señala.

«Las candidaturas independentistas, sea cual sea el resultado, afirmarán que el pueblo de Catalunya se ha autodeterminado. Las otras candidaturas, tanto el en el caso de una derrota del independentismo como en el de un victoria exigua, dirán que el pueblo de Catalunya no quiere la independencia», agrega. «Teniendo en cuenta estas consideraciones, creo que tengo que recomendar vivamente el deber moral de la participación», señala el prelado.

«En primer lugar, por la trascendencia de la cuestión planteada. En segundo lugar, porque sólo una alta participación puede aclarar la voluntad real del pueblo de Catalunya sobre su futuro político y, resuelto este debate, puede permitir afrontar todos juntos, decidida y democráticamente, los grandes retos de nuestra sociedad», concluye.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...