Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El obispo de Segovia recorta una actuación de un grupo musical

«Esto no puede ser; esto no puede ser, porque se le falta respeto al Señor». El obispo de Segovia, Ángel Rubio, estaba que trinaba. Echaba humo.

«Esto no puede ser; esto no puede ser, porque se le falta respeto al Señor». El obispo, Ángel Rubio, estaba que trinaba. Echaba humo. Hasta el alcalde le aconsejó que se metiera dentro de la sacristía porque los feligreses que llenaban el Santuario de la Fuencisla se estaban percatando de que algo no iba bien. La misa acumulaba ya un retraso de diez minutos y dos componentes de la Ronda Segoviana entraban y salían del Altar Mayor con rostros de incredulidad y sorpresa. Uno de los que peor lo estaba pasando era don Serafín, el rector del Santuario, principal destinatario de la bronca del prelado.
 
Y es que, al parecer, a don Ángel nadie le había informado de que la Ronda Segoviana iba a hacer de coro durante la ceremonia con un repertorio de canciones de misa tradicionales y de raíz segoviana, y se lo encontró de golpe. El obispo consideraba que temas como 'Gloria', 'Credo', 'Santo' o 'Padre Nuestro' quebraban la estructura de la liturgia y demostraban escaso respeto hacia el Altísimo. Nadie entendía nada y el alcalde Arahuetes y las concejalas que lo acompañaban, Marisa Delgado y Palomo Maroto, esbozaban de vez en cuando una sonrisa. Finalmente, el prelado cedió y dejó cantar a la Ronda, el célebre grupo de folclore tradicional segoviano, aunque vetó las cuatro canciones que, según él, chafaban la solemnidad de la Eucaristía: 'Gloria', 'Credo', 'Santo' y 'Padre Nuestro'.
 
La misa dio comienzo con cuarto de hora de retraso sobre la hora prevista. Y lo hizo con el 'Canto de entrada' de la Ronda, una vez que sus miembros tomaron posiciones junto al órgano del templo. Pero los sobresaltos no acabaron ahí. Los músicos vivieron con incertidumbre y ciertas dosis de buen humor una de sus ceremonias religiosas más accidentadas. Era el propio obispo quien desde el Altar daba paso a los temas. Así ocurrió con 'Santo', en principio censurado: «Ahora podéis cantarlo», les dijo. Y la Ronda lo cantó con la archiconocida melodía de «es la chica segoviana / la mujer que yo más quiero, / son tus ojos, segoviana, / como la luna de enero, / ay segoviana cuánto de quiero, / ay segoviana por ti me muero», aunque con la letra correctamente adaptada al ritual católico: «Gloria a Dios tres veces Santo, / Rey de todo el universo, / bendito por siempre hosanna, / en lo alto de los cielos / por siempre hosanna, / gloria en los cielos / al Dios y Rey del Universo». Sublime la interpretación de la Ronda, que en todo momento supo capear el maltrago y salir airosa de un lance poco común.
 
Aún hubo tiempo de otro malentendido. Cuando llegó el momento de cantar 'Cordero de Dios', la organista del Santuario subió y sin dudarlo un momento se puso al órgano haciendo enmudecer a los de la Ronda, que se quedaron estupefactos. «Anda, como aquí cada uno me dice una cosa», se disculpó la mujer. Al final, por tanto, fueron cuatro los temas censurados: 'Gloria', 'Credo', 'Padre Nuestro' y 'Cordero de Dios'.
 
«Esto es increíble -lamentaba un miembro del grupo musical-; primero nos llaman; venimos con toda la ilusión de mundo y de manera desinteresada; luego nos dicen que no podemos cantar, y finalmente nos quitan cuatro de las canciones previstas. ¡Con la Iglesia hemos topao!»
 
A pesar de todo, la celebración de la Asunción lució. El templo estaba a rebosar porque los segovianos mantienen intacta su fidelidad a su adorada Virgen de la Fuencisla. El alcalde, las concejalas Delgado y Maroto y el presidente de la Asociación de Vecinos de San Marcos, José Luis Lodeiro, estuvieron en el banco de las autoridades. El obispo, que ofició la misa báculo en mano, subrayó la importancia de la solemnidad de la Asunción, así como el amor que los segovianos sienten por su Patrona. La polémica ceremonia concluyó con la 'Salve' de la Fuencisla.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Total
0
Share