El obispo de Málaga califica el aborto como el «derecho a asesinar»

Dice que el condón es una invitación al suicidio porque tiene poros muy grandes

Perplejos deben haberse quedado buena parte de los creyentes malagueños al conocer las declaraciones de su obispo. Atónitos los no creyentes por las consideraciones anticuadas y obsoletas sobre el condón y las comparaciones que realiza. Tras la palabras del obispo, preocupadas estarán muchas cofradías malagueñas y andaluzas que en un gesto de racionalidad, han intentado apagar el fuego proveniente de Córdoba, y que amenazaba con politizar y desnaturalizar la Semana Santa portando lazos blancos contra la ley del aborto.

El obispo de Málaga, Jesús Catalá, en vez de amortiguar, ha recordado la polémica y ha atizado fuego a la leña que parecía apagada. Además ha hecho una serie de consideraciones sobre el uso del condón, que más parecen salidas de ultramontanos eclesiales del siglo XIX que de una nueva iglesia contemporánea.

Derecho al aborto es “derecho a asesinar”
El obispo -foto con el Papa- ha tenido palabras enormemente duras al asegurar que la Iglesia, "al igual que los científicos", lleva 25 años diciendo no al aborto porque "es un crimen". Para él, lo que se plantea ahora es "el recrudecimiento de la ley". Su apoyo a exteriorizar este rechazo en la Semana Santa, lo ha dejado claro expresando que "hay que destacar a los cristianos que han tomado conciencia del problema; han reaccionado y cualquier forma es buena para expresarlo".

"El aborto es el derecho a asesinar"
Añadió que "el aborto es un crimen que se puede decir con un lazo blanco, azul, con una pancarta o en una manifestación". Calificó el derecho al aborto como “el mal llamado derecho a asesinar".

Poros en los condones
En contra del uso del preservativo, Catalá recordó a un científico que decía que es como "si cogemos a 100 personas, las metemos en un avión a 10.000 pies y se les facilitan paracaídas, aunque sabiendo con seguridad que el 20 por ciento de ellos no funcionarán". "Es una invitación al suicidio" porque según científicos, el material de fabricación mirado al microscopio tiene poros "bastante más grandes que el tamaño del virus".

Un obispo de los "duros"
Como reseñamos en El Plural, el envío de Jesús Catalá como obispo de Málaga, significó un desembarco de un “duro del entorno de confianza de Rouco. Catála, perteneciente a la línea dura episcopal, es muy polémico por su ideario moral y en materia de sexo. Ha destacado por sus controvertidas manifestaciones tales como "La homosexualidad es una desviación sexual aprendida" o la homosexualidad es una "anormalidad psicológica" y "Dios creó al hombre y a la mujer. Dios no creó híbridos". Lideró una ofensiva contra el aborto desde su web en su antiguo destino, el obispado de Alcalá de Henares.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...