El obispo de Córdoba pide ‘a quien gobierne’ tras el 20-N que aplique ‘la ley natural contra el aborto’

También en el caso de los matrimonios homosexuales

 

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha pedido "a quien gobierne" tras las elecciones generales del próximo 20 de noviembre, que aplique la llamada "ley natural", respecto al aborto y también en relación con el matrimonio entre personas del mismo sexo.

En una entrevista concedida a Europa Press, Fernández ha dicho esperar "que los que gobiernen actúen desde el respeto a la ley natural". El Papa Benedicto XVI ha manifestado recientemente en el Parlamento alemán que, para gran parte de las materias legislativas, las mayorías marcan el camino, pero que "cuando se toca la ley natural, cuando se toca el bien del hombre, las mayorías resultan insuficientes", es decir, que "antes que las mayorías parlamentarias están el sentido común, el bien del hombre y la ley natural, que es accesible a toda razón humana".

En este sentido, "la defensa de la vida no es una visión católica o cristiana, sino que es una visión propia del sentido común y de la ley natural". Por eso, aunque Fernández es consciente de que "hay otras opiniones", la postura de la Iglesia seguirá siendo la misma, "primero porque la ley de Dios, que es la felicidad para el hombre, marca ese camino, y en segundo lugar porque aquellos que se quedan sin nacer es porque son matados en el vientre de su madre, y esos no tienen ni voz, ni voto, y nunca mejor dicho".

"Si hay gente -ha proseguido Fernández- que se tapa los ojos, pues se dará una trompada tras otra" porque, "claro, cuando se quebranta la ley de Dios, cuando se quebranta la ley natural, quien lo sufre es la persona, y las consecuencias son muy duras, como el síndrome post aborto, que cada día es más frecuente".

Por tanto, "a los que gobiernan y a los que gobernarán, la Iglesia les recordará continuamente lo que es el bien del hombre, el bien integral, que en este caso no se corresponde con una simple visión cristiana, como tantas otras, sino que es la verdad y el sentido común del hombre".

También habría que aplicar la ley natural, según el argumento del obispo de Córdoba, en relación con el matrimonio entre personas del mismo sexo, ya que ese tipo de unión "no es matrimonio, ya que la relación entre personas del mismo sexo es una relación de amistad, pero no puede ser matrimonio, porque éste, tal y como lo ha hecho el Creador, es la unión del varón y de la mujer abierto a la vida, y eso en personas del mismo sexo, nunca se da, ni se dará".

Es decir, "no se trata de ir en contra de nadie, pues la Iglesia admite y acoge a todos, tengan las tendencias que tengan, pero hay cosas que no son y no se puede comulgar con ruedas de molino", de modo que "la unión de dos personas del mismo sexo no es matrimonio".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...