El obispo de Córdoba dice que los que defienden que la Mezquita sea pública “no saben lo que dicen”

COMENTARIO: Desde Europa Laica, para la Mezquita de Córdoba no sólo pedimos la restitución de su nombre y la titularidad pública, demandamos que en este caso, como Patrimonio Mundial, tenga una gestión y un uso exclusivamente civil. El obispo parece olvidar que otros muchos monumentos, como es el caso de la Alhambra de Granada, cuenta con una gestión pública que no sólo mantiene el monumento y lo mejora, sin que el Ayuntamiento de Granada se gaste nada, al contrario, es el monumento el que aporta fondos para investigación, ampliaciones o para mejorar otros espacios de la ciudad y dar trabajo a una amplia plantilla de personal. No hay pues ningún riesgo en que la titularidad, la gestión y el uso sean públicos. Pero quizá el obispo esté pensando en los beneficios económicos que le reporta y el uso confesional y proselitista que viene haciendo de ella.


El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha defendido que la Mezquita-Catedral de Córdoba es «indiscutiblemente» de la Iglesia católica y ha asegurado que «gracias a eso está viva». En una entrevista con la COPE, recogida por Europa Press, Fernández ha criticado que quienes insisten en que este edificio es de titularidad pública «no saben lo que dicen y no tienen ningún fundamento». «La Mezquita-Catedral de Córdoba, desde el punto de vista jurídico y legal, es indiscutiblemente de la Iglesia católica, por eso sigue viva», ha sentenciado.

Fernández ha precisado que la Iglesia católica es «quien la cuida y la mantiene desde hace ocho siglos», aunque ha añadido que «esto no quiere decir que sea excluyente» y que está abierta a cualquier visitante.

Según el obispo, el Ayuntamiento de Córdoba «no se gasta nada en el mantenimiento de la Mezquita» y lo recaudado por la Iglesia se destina principalmente a su mantenimiento y a obras sociales y de caridad. Precisamente, recuerda que han destinado más de un millón y medio de euros a becas universitarias para que los afectados por la crisis puedan terminar sus estudios.

Finalmente, ha asegurado que «el cabildo ha optado por la nomenclatura de conjunto monumental Mezquita-Catedral, que no ofende a nadie«. «No tenemos que hacer guerra con la palabra puesto que nunca ha sido suprimido el nombre de Mezquita-Catedral», ha declarado.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...