El obispo de Córdoba dice que es un «alivio» para la Iglesia librarse de Cajasur

Afirmó que «la Unesco programa que la mitad de la población mundial sea homosexual»

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, que dentro de doce días sumará un año de estancia en la diócesis cordobesa, asegura que para la Iglesia es un "alivio" el hecho de haberse desprendido de Cajasur. Esta afirmación de Fernández, que durante este período también ha sido objeto de polémica por declaraciones donde aseguraba que "la Unesco tiene programados para los próximos 20 años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual", se recoge de una entrevista publicada hoy en el rotativo Córdoba

En ésta, el obispo añade que Cajasur ha cumplido una función "preciosa" que se irá "apreciando conforme pase el tiempo". De igual manera, significa que la desaparecida entidad ha hecho un "grandísimo" servicio, "sobre todo" con los pobres y con la concesión de microcréditos. En este sentido, Fernández afirma que cuando en la caja "ha intervenido todo el mundo", ésta se ha hecho "inviable", aludiendo a la continuidad de la misma.

"Había que desprenderse de Cajasur
Así, se relata que la Iglesia y los anteriores colaboradores que operaban en la entidad sabían que "había que desprenderse de Cajasur" y que para la institución "ahora" eso es un "alivio". En relación al hecho de que la caja pudiera ser intervenida, Fernández -en la foto delante de Rouco- aclara que "ha habido obstáculos por todos lados".


Polémica por sus declaraciones sobre la homosexualidad
Entre las declaraciones realizadas, Fernández reconoce que algunas de sus manifestaciones han sido "políticamente poco correctas", en relación al asunto sobre la UNESCO y la homosexualidad, aunque recuerda que están hechas dentro de una homilía, que "es lo que enseña la Iglesia"

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...