El obispo de Córdoba defiende «que no se pierda ni una sola plaza de escuela católica», reflejo de una «sociedad plural»

COMENTARIO: Olvida el obispo que el adoctrinamiento no es función de la escuela, y menos que ese adoctrinamiento católico se pague con el dinero de todos. Es un privilegio de la iglesia católica. Pero es que este obispo sólo tiene memoria para no olvidarse de ir al Registro de la Propiedad a inmatricular la mezquita, las plazas,… También pasa por alto que actualmente un 25 % se declara no creyente y que los bautizos católicos sólo son algo más del 50 % de los nuevos nacimientos.


El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha justificado la necesidad de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santos Mártires de Córdoba, "que surgió como una iniciativa para aglutinar la escuela católica por parte del Obispado" y con el objetivo de "que no se pierda ni una sola plaza de la escuela católica en Córdoba", la cual es el reflejo de una "sociedad plural".

     En una entrevista concedida a Europa Press, el obispo ha destacado que "Córdoba goza de la presencia de muchas órdenes religiosas y congregaciones dedicadas a la enseñanza, hasta el punto de que hay una veintena de colegios de la Iglesia en Córdoba, lo cual es una riqueza grande, y desde el Obispado se pensó que para aglutinar algunos colegios propios de la Diócesis había que constituir esta fundación, que en este momento consta de siete colegios, pero con la perspectiva de ampliación al doble en poco tiempo".

     El objetivo, según ha subrayado, es "que no se pierda ni una sola plaza de la escuela católica en Córdoba, porque somos plurales y, desde nuestra perspectiva, partiendo de la Constitución vigente, son los padres los que deben elegir el tipo de educación que quieren para sus hijos, tal y como reza en el artículo 27 de la Constitución Española".

   Por tanto, la postura de la Iglesia, según ha señalado Demetrio Fernández, "es que haya escuela pública y el que quiera, pues que lleve a sus hijos a la escuela pública, y que haya escuela concertada, en este caso católica, o de otras iniciativas sociales, que también las hay, por ejemplo de cooperativas de profesores, o de instituciones".

   En este contexto, "lo que hace la Iglesia, como ha hecho siempre, es servir una enseñanza de calidad, con una identidad claramente católica, a los padres que libremente la eligen, y una sociedad plural como la nuestra no tiene porque pensar que la escuela tiene que ser estatal. Es decir, el Estado debe ocuparse de la educación de sus ciudadanos, sí, pero el Estado tiene un carácter subsidiario".

   "Es decir –ha argumentado–, el pluralismo social debe reflejarse en un pluralismo educativo. O sea, que no es un privilegio para la Iglesia" que el Estado (Junta de Andalucía) concierte "la escuela católica, sino que es la atención a una realidad social, y es que los padres eligen y piden la escuela católica para sus hijos, hasta el punto de que normalmente tenemos más peticiones de las que podemos atender" y un ejemplo de ello es "el Colegio San Rafael, que este curso ha tenido el doble de peticiones de plazas de las que ha podido atender".

   Ese hecho, además, según ha resaltado Demetrio Fernández, "no es ninguna amenaza a la escuela pública. Sencillamente es lo que hay, pues, en una sociedad en la que el 90 por ciento de la población está bautizada y pertenece a la Iglesia Católica no es extraño que los padres quieran escuela católica para sus hijos".

   Por eso, según ha indicado, "se ha hecho un gran esfuerzo por la Iglesia y el Obispado, abriendo el nuevo Colegio Trinidad, que puede ser uno de los mejores de Andalucía en estos momentos, porque para los hijos siempre se quiere lo mejor, por parte de los padres, y en este caso la Iglesia quiere ofrecer a los niños lo mejor en instalaciones deportivas, en nuevas tecnologías y con todos los medios que puede tener un colegio, a día de hoy, en el marco de una formación religiosa y cristiana integral en las aulas".

   Además, según ha destacado el obispo, "ha sido el Cabildo Catedral, en el marco de su función social, el que más ha ayudado a hacer realidad este nuevo colegio, con una aportación de 2,5 millones de euros, a sumar a la del Obispado y a la de la Parroquia de la Trinidad, que es la propietaria de este colegio, que ha cedido su gestión a la Fundación Santos Mártires", en la que también se inscriben en Córdoba capital los centros educativos Sansueña, Jesús Nazareno, San Rafael y Trinidad II, y en la provincia el Jesús Nazareno de Aguilar de la Frontera y la Milagrosa de Bujalance.

Colegio diocesano Trinidad obispo Córdoba

Colegio diocesano Trinidad obispado de Córdoba (Foto web del colegio)

Archivos de imagen relacionados

  • Colegio diocesano Trinidad obispo Córdoba
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...