El obispo de Córdoba carga contra «la ideología de género» porque «destroza la familia»

El prelado Demetrio Fernández, famoso por sus arremetidas contra el colectivo gay, la sexualidad o las ideologías de izquierdas, vuelve a provocar

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, famoso por sus arremetidas contra el colectivo gay, la sexualidad o las ideologías de izquierdas, ya no sorprende nadie. Tanto es su deseo de ser el protagonista de los medios que cuando publica una nueva carta semanal como esta última, no sorprende aunque las barbaridades que explicita si que son dignas de pasar a la enciclopedia de la moral ultra de la iglesia contemporánea. Si Bob Dylan cantaba aquello de que “anda suelto Lucifer” y luego Aute lo popularizó con el “parece que anda suelto Satanás”, el obispo no quiere ser menos y se sube al carro en este caso con Herodes del que dice que está vivo y sigue matando inocentes ¿Adivinen quien es Herodes?

Anteriores polémicas
En la carta del obispo publicada ayer vuelve a levantar la polémica al afirmar que “la ideología de género destroza a la familia”. Tamaña barbaridad solo es comprensible si se conocen anteriores declaraciones de Fernández como la que mantuvo al manifestar que la Unesco tenía un plan para “hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual” o cuando recomendó en fechas prelectorales “a quien gobernase” que aplicar ala llamada “ley natural” respecto al aborto. Tanto fue el enfrentamiento con la comunidad gay que como informó ELPLURAL.COM el colectivo “Colegas” tuvo exigirle que “dejara gobernar y legislar a quienes tienen esa obligación política y moral” y le recordándole al prelado que “España es un país laico y aconfesional”

Contra Rubalcaba
El obispo de Córdoba de nuevo “entró en campaña” al protagonizar un enfrentamiento con el candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba al replicar unas palabras del  socialista sobre sus intenciones de revisar privilegios en materia hipotecaria de la Iglesia si ganaba las elecciones. Demetrio Fernández afirmó que esas palabras de Rubalcaba suponían “una cortina de humo y un mensaje dirigido a un cierto tipo de electorado”. En otra ocasión Fernández polemizó destacó que la felicidad es un hecho en el ámbito de un matrimonio “estable”, en el seno de “una familia como Dios manda”, porque además, “siguiendo los planes de Dios” respecto a la familia, “la economía es más estable y armónica”.

“La ideología de género destroza la familia”
Volviendo a la polémica del inicio de 2013 Demetrio Fernández, advierte de que “la ideología de género destroza la familia, rompe todo lazo del hombre con Dios a través de su propia naturaleza”, como es el sexo con el que se nace, “sitúa al hombre por encima de Dios, y entonces Dios ya no es necesario para nada, sino que hemos de prescindir de Él, porque Dios es un obstáculo para la libertad del hombre”.

Invalida las ecografías
Para reforzar su origina y ultramontana tesis se ampara en la frase de Simone de Beauvoir (1908-1986), pareja de Jean Paul Sartre: “Mujer no se nace, sino que se hace”, que, a su juicio, “expresa que el sexo es aquello que uno decide ser”, de modo que “ya no valdrían las ecografías que detectan el sexo de la persona antes de nacer”. De este modo, lamenta que aunque la ecografía diga “claramente que es niña, lo que vale es lo que el sujeto decida”, de manera que “si quiere ser varón, puede serlo, aunque haya nacido mujer” y viceversa, a lo que agrega que “al servicio de esta ideología existen una serie de programas formativos, médicos o escolares, que tratan de hacer tragar esta ideología a todo el mundo, haciendo un daño tremendo en la conciencia de los niños, adolescentes y jóvenes”.

“La identidad sexual es una esclavitud de la que la persona tiene que liberarse”
Considera que “la ideología de género no respeta para nada la propia naturaleza en la que Dios ha inscrito sus huellas: soy varón, soy mujer, por naturaleza. Lo acepto y lo vivo gozosamente y con gratitud al Creador”. Y es que, “relacionar con la naturaleza, y por tanto con Dios, mi identidad sexual es una esclavitud de la que la persona tiene que liberarse”, según esta ideología “equivocada”, como subraya monseñor.

El feminismo radical se extiende por la escuelas
El obispo apunta que de esta ideología viene “un cierto feminismo radical, que rompe con Dios y con la propia naturaleza, tal como Dios la ha hecho”. Un feminismo, según él, que “se va extendiendo implacablemente, incluso en las escuelas”. Además, Fernández indica que “la iglesia católica es odiada por los promotores de la ideología de género, precisamente porque se opone rotundamente a esto”.

Herodes sigue vivo
Mantiene también por último que aunque la ideología de género “intenta destruir” a la familia, “la fuerza de la naturaleza y de la gracia es más potente que la fuerza del mal y de la muerte”. Por ello, considera que “la familia necesita la redención de Cristo, porque Herodes sigue vivo, y no sólo mata inocentes en el seno materno, sino que intenta mentalizar a nuestros niños, adolescentes y jóvenes con esta ideología, queriendo hacerles ver que hay otros tipos de familia”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...