El obispo de Cádiz pide restaurar la «tradición del diezmo»

La Iglesia exhorta a los trabajadores a dar una parte de su sueldo para la asistencia social

COMENTARIO: Los obispos no se conforman con la asignación del IRPF, ni con las exenciones fiscales, ni con los 10.000 millones que reciben de las administraciones, es decir de la ciudadanía. Ahora quieren ellos administrar de nuevo el medieval impuesto del diezmo. Su codicia no tiene límite.


El obispo de la Diócesis de Cádiz y Ceuta, Rafael Zornoza Boy, ha pedido hoy "recuperar la tradición del diezmo y entregar al Fondo Diocesano de Solidaridad una parte de nuestro sueldo para atender a los afectados por el desempleo y sus familias".

Zornoza ha presentado así una campaña de sensibilización junto con el secretario general de Cáritas, Jesús Quílez Fúster, y ha informado además de que seguirán realizando colectas, "tan importantes para la diócesis".

La crisis parece haber supuesto un impulso para la Iglesia ya que, según reporta Cáritas, el número de personas a los que ha asistido la organización ha subido en 5.000 familias, hasta las 9.000 en 2011. De hecho, Quílez ha asegurado que la gente que acude a Cáritas "es directamente proporcional al paro".

Para que las familias puedan ingresar este "diezmo", se ha habilitado una cuenta bancaria específica cuyos fondos irán a parar, aseguran, "directamente a las necesidades primarias de las familias". El obispo de Cádiz ha declarado que las circunstancias sociales "nos obligan a impulsar fórmulas más formales, como son estas suscripciones bancarias".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...