El obispo de Aguascalientes quiere celebraciones en los centros escolares y truena contra los laicistas antinavideños

Que los centros escolares no pongan belenes o no hagan celebraciones navideñas no es ningún ataque a la religión, sino respetar la conciencia de todas las personas y la aconfesionalidad de un espacio público como es la escuela. Sin embargo al obispo no le importa violentar esas conciencias cuando se trata de actos religiosos de su iglesia. Debiera considerar que lo que no quiere para sí, no debe quererlo para los otros.


Ante la postura de algunas asociaciones de padres de familia, para que no se lleven a cabo celebraciones religiosas alusivas a la Navidad, respetando la educación laica, ya que aseguran que no todos los alumnos profesan la misma religión, el obispo de la Diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre Martín, indicó que es importante tomar en cuenta a los padres de familia, y que ellos decidan qué educación quieren dar a sus hijos; pero sobre todo, llamó a no confundir la escuela laica con laicista, ya que en estos tiempos se usa esto para atacar a todas las religiones.

“Es respetuosa la religión que los padres decidan darles a sus hijos, tienen derecho a educar a sus hijos conforme sus tradiciones religiosas y culturales; ese derecho de paternidad prevalece sobre cualquier otra demanda que podrán decir ellos que es justificable.

“Escuela laica no quiere decir que es laicista, a veces se entiende por la tradición que tenemos en México, que laico es atacar las religiones, sin duda alguna lo hacen, pero deben ser respetuosos de toda confesión religiosa y deben ser respetuosos de la decisión de los padres de familia; yo creo que deben consultarlos, y si los padres de familia deciden que se haga posada, pues que así sea; si deciden que haya nacimiento, que también lo haya”, aseveró.

El prelado destacó que si bien en las instituciones educativas pudiera haber niños que pertenezcan a otras confesiones religiosas, ellos se privan y no van a posadas, o no participan en eso, pero se requiere trabajar más en un laicismo auténtico, y no tomarlo como pretexto, porque las autoridades no aportan recursos para ello, y además les prohíben a las sociedades de padres de familia y a los directivos recaudarlos de otro modo.

“El otro día yo leía el conflicto de intereses, porque supuestamente hay una prohibición para que en las escuelas les pidan cuotas, hagan kermés o rifas para recaudar fondos para distintos eventos, pero también los directores y los padres de familia que están en las directivas, se encuentran con el problema, y si quieren celebrar el día de la madre, de la familia, el día del niño, del padre o de los abuelos; poner un altar de muerto o en Navidad hacer un nacimiento, o poner un árbol, ¿de dónde van a sacar recursos?, si no pueden ellos recaudar fondos”, enfatizó.

El obispo pugnó por que así como el gobierno les da útiles, tablets, uniformes, y demás apoyos a los educandos, se les den suministros para que en algunas fiestas conmemorativas importantes, las escuelas tengan el recurso necesario para celebrarlas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...