El obispo Blázquez anima a superar «la desfiguración sustancial» del matrimonio gay

El vicepresidente de la Conferencia Episcopal muestra su preocupación por la baja tasa de natalidad

A dos días de una nueva marcha de los obispos en defensa de la familia, el obispo de Bilbao y vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Ricardo Blázquez, se ha mostrado preocupado por la baja tasa de natalidad, ha recalcado que la familia debe definirse como "la unión estable por amor de un varón y de una mujer", y ha deseado que España pueda "superar la desfiguración sustancial que significa llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo".

Blázquez ha dicho, además, que el matrimonio es "el ámbito adecuado" para concebir y educar a los hijos, y ha expresado su preocupación por la situación actual del "matrimonio y la familia", debido "al crecimiento muy preocupante del número de divorcios", que ha vinculado a "la aprobación de la ley del llamado divorcio exprés".

Blázquez ha alertado de que la dificultad para conciliar profesión y familia "repercute en la salud de los esposos, en la vida matrimonial, en el cuidado personal y la educación de los hijos", y ha subrayado la importancia de la presencia de los padres en la educación de los hijos.

"Matrimonio y familia son pilares insustituibles de la sociedad", ha dicho el prelado, que ha animado a los matrimonios a "echar el resto y hacer todos los esfuerzos posibles para cuidar" sus familias.

Contra la fecundación asistida 

El obispo de Bilbao se ha mostrado contrario a la fecundación asistida y ha afirmado que "la persona humana es engendrada, no fabricada".

Blázquez también ha expresado su "consternación" por "los asesinatos de esposas por sus esposos" y ha agregado: "Bienvenidas las leyes y disposiciones razonables; pero en todas estas cuestiones existe un problema moral que sólo con motivaciones altas puede ser resuelto en la misma raíz".

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...