El obispo anula las elecciones a presidencia de las cofradías de Semana Santa de Ciudad Real por su falta de «clima evangélico»

El obispo ha acabado harto del enrarecido ambiente que se ha vivido en el seno de la Asociación de Cofradías de Semana Santa de Ciudad Real, y de sus continuos capítulos de intriga, amenazas y misterio. La gota que ha colmado el vaso ha sido el enfrentamiento durante la última convocatoria de elecciones entre la facción de Francisco Pérez Corrales, aspirante a la presidencia de la Asociación de Cofradías, y el presidente Emilio Martín Aguirre, con whatsapps amenazantes mediante. Esta falta de “clima evangélico” ha llevado al obispo Antonio Algora a cortar por lo sano y no dar validez a la elección de Emilio Martín Aguirre.

Según informan hoy los diarios Lanza y La Tribuna, el vicario general de la Diócesis, Miguel Esparza, fue el encargado de dar a conocer ayer la decisión del obispo. De este modo Emilio Martín Aguirre deberá abandonar la presidencia de la Asociación de Cofradías. Según Esparza, la decisión adoptada por el Obispado ha sido motivada por la “falta de clima evangélico en un proceso marcado por la rivalidad, las descalificaciones y las amenazas”.

Ahora, una junta gestora presidida por el delegado diocesano de Apostolado Seglar, Juan de Dios Martín Ramírez, se encargará de la asociación  hasta que se convoquen unas nuevas elecciones. Ni Martín Aguirre ni Pérez Corrales podrán concurrir en procesos electorales durante los próximos cuatro años.

Muchos de los hermanos mayores de las cofradías ciudarrealeñas, incluido Martín, abandonaron ayer, indignados y entre agrias recriminaciones a Esparza y al obispo, el pleno convocado para dar a conocer la decisión. Se quejaban de favoritismo hacia la candidatura de Pérez, y de la falta de autonomía  de la asociación de cofradías, que ha visto desautorizado todo el proceso electoral.

Hubo incluso quien profirió que “no existe ni educación ni vergüenza en el Obispado. Sois unos dictadores que os habéis cachondeado de los cofrades”.

Un whatsapp amenazante

El enfrentamiento entre ambos candidatos tuvo su punto culminante poco antes de las elecciones celebradas el 6 de junio. Un whatsapp amenazante recibido por Pérez fue la causa de que éste renunciara a su candidatura a la presidencia. “Yo también sé hacer mucho daño y lo bueno que no tengo hijos” y “perdona que me he equivocado no era para ti ese mensaje” son los mensajes de la discordia que Pérez atribuía a Martín mientras éste negaba que jamás hubiera enviado algo así en su vida.

El caso es que Pérez denunció los whatsapp a la Policía y apeló al mismísimo obispo; Martín puso el caso en manos de sus abogados; y ambos, es de suponer, en las de la divina providencia.

Lo que mande el obispo

Archivos de imagen relacionados

  • 20130717 cofradias Ciudada Real
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...