El obispado gana el pleito por dos ermitas a un pueblo de Guadalajara

Ha considerado que la Ley Hipotecaria de 1946 ampara el proceder del obispado

Una sentencia del Juzgado de Primera Instancia nº 6 de Guadalajara ha dado la razón a la Iglesia sobre la propiedad de dos ermitas, una iglesia, un cementerio y una parcela de más de 8.000 metros cuadrados que el obispado inscribió a su nombre en 1998. La sentencia, notificada el pasado jueves, supone otra victoria para la Iglesia, que lleva años inscribiendo a su nombre miles de inmuebles sin dueño registrado.

El pueblo de Gualda (Guadalajara, 60 habitantes) se enteró por casualidad hace unos años de que estas propiedades pertenecían al obispado cuando unos vecimos se las enseñaban al nuevo cura. Al ver el párroco unas barbacoas instaladas en la parcela donde está enclavada una de las ermitas, preguntó quién había dado permiso para ello siendo propiedad el terreno del obispado. Esa aseveración puso en guardia a la alcaldesa Ángeles Remón (PSOE), que solicitó documentación sobre la propiedad de todo ello.

"Hace cuatro años estábamos en la más absoluta ignorancia de que la Iglesia estaba poniendo a su nombre edificios y parcelas que estaban sin inscribir. Reuní a los vecinos y les dije que recuperarlo para el pueblo sería costoso. Contestaron que estaban dispuestos a que las arcas del Ayuntamiento se hicieran cargo", cuenta Remón.

Pagar las costas

Pero la primera batalla judicial se ha librado en favor de la Iglesia. La juez María Isabel Sánchez Martín ha considerado que la Ley Hipotecaria de 1946 ampara el proceder del obispado, y condena al Ayuntamiento a pagar las costas. "De nada han servido las declaraciones de los vecinos ni los documentos que hemos aportado en donde se demuestra que esos edificios y tierras eran del pueblo", lamenta la alcaldesa.

La Iglesia lleva años inmatriculando propiedades que nunca tuvieron titular con gran polémica en algunos pueblos que consideran que se les está usurpando bienes públicos y arrebatando su patrimonio cultural.

IU ha solicitado al Gobierno un listado de las propiedades inmatriculadas por la Iglesia desde 1998 porque entiende que se está produciendo una "desamortización al revés". El diputado Gaspar Llamazares pregunta por vía parlamentaria si el Gobierno piensa plantear un recurso de inconstitucionalidad contra el artículo 206 de la Ley Hipotecaria o pedir a la Iglesia que devuelva los bienes inmatriculados.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...