El «número dos» polaco exige que la UE prohíba el aborto

Roman Giertych, viceprimer ministro, titular de Educación y líder de la conservadora Liga de las Familias Polacas, ha vuelto a marcar estridentemente distancias con respecto a la UE al proponer una Carta de los Derechos de las Naciones Europeas que, con la promoción de valores como la identidad nacional y el respeto a la vida y la familia, prohíba taxativamente el aborto y limite "la propaganda homosexual".

A su juicio, el camino por el que se adentra Europa lleva a su extinción. La Comisión Europea califica de "lamentables" las ideas de Giertych y asegura que velará contra cualquier discriminación. Giertych, de 36 años, sorprendió a los ministros de Educación europeos que asistieron el jueves en Alemania a una reunión en la histórica ciudad universitaria de Heidelberg con una intervención típicamente suya que trascendió ayer al hacerse eco la prensa germana y entregarse el discurso en Varsovia, donde el ministro se explicó en conferencia de prensa.

"La propaganda de la homosexualidad está alcanzando cada vez a chicos de menor edad", hizo notar Giertych a los ministros, a quienes instó a liberarse de "la dañina" corrección política. "No hay futuro para este continente si no empleamos todos nuestros medios para favorecer a la familia. Seremos un continente ocupado por representantes del mundo islámico, que sí se interesa por la familia".

Siguió explotando la veta apocalíptica al hablar de esa "una nueva forma de barbarie" que es el aborto. "Una nación que mata a sus hijos es una nación sin futuro. Un continente que mata a sus hijos será ocupado por gente que no mata a los suyos", pronosticó.

"Europa necesita cambios", concluyó. "El aborto debe ser ilegalizado de inmediato. Hay que limitar la propaganda homosexual para que los niños tengan la idea adecuada de lo que es la familia".

Esas ideas inspiran la reforma constitucional que buscan los partidos de la coalición gubernamental encabezada por Jaroslaw Kaczynski, que ambicionan verla como modelo para el resto del continente a través de una Carta de los Derechos de las Naciones Europeas. "Lo que dije es que deberíamos volver al Derecho natural del que nació Europa", explicaba ayer el ministro ya de vuelta a Varsovia. "El Derecho natural incluye el derecho a la vida, el derecho a la identidad nacional y el respeto por la familia como unión de un hombre y una mujer".

La enmienda constitucional necesita los dos tercios del apoyo parlamentario, a los que no llega Kaczynski, quien se vale de la Liga de la Familia Polacas para sacar a la luz las reformas más estridentes. La Liga está desacreditada ante los electores y sería hoy un partido extraparlamentario de proyectarse los resultados de las municipales del pasado mes de noviembre en que fue barrida en las urnas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...