El ‘número dos’ de Clinton, entre los que quieren redibujar la doctrina católica

Durante su intervención en la cena nacional de la Human Rights Campaign en Washington, Tim Kaine no tuvo reparo en predecir un cambio en la doctrina y las enseñanzas de la Iglesia sobre el matrimonio y la familia.

Tim Kaine, candidato demócrata a la vicepresidencia de Estados Unidos y compañero de fórmula de Hillary Clinton, ha apostado por un cambio en la doctrina de la Iglesia católica sobre el matrimonio y las relaciones homosexuales.

Durante la celebración de la cena nacional de Human Rights Campaign en Washington, Kaine se ha mostrado convencido de que la Iglesia católica terminará aceptando y reconociendo el matrimonio entre personas del mismo sexo. 

El senador de Virginia, bautizado en la Iglesia católica, reconoció que su “total, completo e incondicional apoyo” al matrimonio homosexual contradice la doctrina actual de la institución, pero sostuvo en declaraciones recogidas por The Washington Post que “eso va a cambiar también.”

Kaine relató a los 3.700 asistentes al acto organizado por Human Rights Campaign cómo él con el paso de los años había cambiado de opinión respecto a la aprobación del matrimonio homosexual y manifestó su esperanza en que la Iglesia católica también cambie su doctrina.

“Creo que va a cambiar porque mi Iglesia también me enseña que hay un creador que, en el primer capítulo del Génesis, miró al mundo entero, incluyendo la humanidad, y dijo ‘es muy bueno”‘, ha argumentado Kaine, para recurrir a continuación al conocido comentario del Papa Francisco “¿Quién soy yo para juzgar?”.

“Quiero añadir: ¿Quién soy yo para desafiar a Dios cuestionando la hermosa diversidad de la familia humana? Creo que se supone que debemos celebrarla, no desafiarla”, culminó Kaine.

Denuncian presiones a la Iglesia católica

Desde hace unos meses, cada vez surgen más voces entre el episcopado católico estadounidense que advierten acerca de los esfuerzos de las autoridades estadounidenses por imponer un pensamiento único y redibujar las enseñanzas morales de la Iglesia.

El obispo de la diócesis de Lincoln, James Conley, ha advertido recientemente que el actual Gobierno de Estados Unidos tratará de forzar a instituciones como la Iglesia católica para que acepte nuevas definiciones del matrimonio y del género.

En una entrevista concedida al portal Catholic World Report, Conley señala: “No tengo ninguna duda de que el Gobierno nos va a presionar para cambiar, a pesar de que nunca lo haremos. No podemos cambiar nuestra comprensión del matrimonio y el sexo, no podemos cambiar la enseñanza de la Iglesia. Tendremos que ser fuertes”.

¿Qué dice el Papa sobre el “matrimonio homosexual”?

Durante su intervención, el “número dos” de Clinton no tuvo en cuenta el contenido de la exhortación apostólica Amoris Laetitia del Papa Francisco publicada el pasado mes de marzo, hace tan solo seis meses.

En este documento, el líder de la Iglesia católica señala que, en relación a los proyectos de equiparación de las uniones entre personas homosexuales con el matrimonio, “no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia”.

Asimismo, en Amoris Laetitia se denuncia que “es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el “matrimonio” entre personas del mismo sexo”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...