El nuevo alcalde de Cádiz cumple con la tradición y recibe la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno

José María González Santos (Podemos) recibió ayer la medalla de hermano de la cofradía del Nazareno junto a otros seis concejales del Ayuntamiento de Cádiz, del PP, PSOE y Ciudadanos

El nuevo alcalde de la ciudad, José María González Santos, cumplió ayer con la tradición y recibió la medalla de hermano del Nazareno. Fue en el transcurso de la función a la Magdalena, celebrada por el director espiritual de la cofradía, Balbino Reguera, en la capilla de la iglesia de Santa María. 

José María González llegó con casi media hora de antelación al acto, acompañado por su madre y su jefe de gabinete. Pero tardó en acceder al templo, ya que algunos ciudadanos lo pararon en la calle para hacerse fotos o simplemente hablar con él. 

Antes de entrar, comentó a este periódico que iba a cumplir con la tradición de imponerse la medalla del Nazareno por su «firme voluntad de ser alcalde de todos los gaditanos». Ya que, según manifestó, «el Nazareno es Cádiz, simboliza Cádiz, representa a Cádiz. Es uno de los grandes representantes de la cultura gaditana y, en ese sentido, yo creo que el alcalde de Cádiz debe cumplir con esta tradición». 

Afirmó que, aunque él no es religioso, siente «un profundo respeto por las religiones». Añadió que él defiende la separación de la Iglesia y el Estado, «pero ese es un debate que tendremos que tener en un momento con calma, con sosiego, con diálogo; intentando encontrarnos los unos y los otros en ese diálogo y tomando una postura que sea del agrado de todo el mundo. De momento, me toca cumplir con la responsabilidad, por supuesto». 

Junto al alcalde, ayer se impusieron la medalla del Nazareno seis de los nuevos concejales del Ayuntamiento, pero ninguno de los que forman parte del equipo de Gobierno. En concreto, fueron la edil del PP Fátima Rodríguez, los dos de Ciudadanos y tres de los cuatro que acompañan a Fran González en el grupo municipal socialista. 

La madre del alcalde, hermana del Nazareno desde hace muchos años, se emocionó cuando su hijo recibió la medalla de la cofradía y éste fue hacia el banco en el que ella se encontraba para darle un abrazo. 

En el acto, también se le impuso la banda a un nuevo miembro de la junta de gobierno de la hermandad del Nazareno, quien juró su cargo. 

Entre las peticiones de la misa, se hizo una por los miembros de la corporación municipal, para que encuentren el estímulo para luchar por mejorar las condiciones de vida de los gaditanos. 

Al final de la ceremonia, el secretario de la cofradía leyó la leyenda sobre la intercesión del Nazareno y María Magdalena ante la epidemia de peste en la ciudad la madrugada del 22 de julio de 1681. Esa leyenda cuenta que una religiosa del convento anexo a la iglesia de Santa María vio cómo la imagen del Nazareno bajaba de su camarín acompañado de quien parecía ser María Magdalena, cuya talla no existía en el convento. Esa misma noche, un salinero pudo contemplar al Señor dirigiéndose hacia el que era el Hospital del Rey y allí, muchos enfermos lo vieron acompañado de María Magdalena. Dicen que desde en ese instante, la enfermedad empezó a remitir, desapareciendo en su totalidad al día siguiente.

El alcalde, en el centro, con los concejales que ayer se impusieron la medalla del Nazareno en la capilla de la iglesia de Santa María.

El alcalde, en el centro, con los concejales (PP, PSOE y Ciudadanos) que ayer se impusieron la medalla del Nazareno en la capilla de la iglesia de Santa María.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...