El movimiento laicista internacional contra los privilegios de la iglesia ortodoxa en Grecia

Europa Laica y Buro Europeo AILP

Declaración conjunta de «Amigos de Hipatia» – Grecia (miembros de la AILP) y del Buró Europeo de Coordinación del Libre Pensamiento.

Europa Laica (España) miembro del Buró Europeo del Libre Pensamiento y de la AILP internacional, hace llegar esta Declaración conjunta a la opinión pública.

Las riquezas de la Iglesia cristiana ortodoxa griega pertenecen al pueblo griego y no a sus acreedores. Como los revolucionarios franceses de 1789 que nacionalizaron las pertenencias de la Iglesia católica, el pueblo griego puede legítimamente considerar que las riquezas eclesiásticas han sido acumuladas por el trabajo de los griegos y entonces son de ellos.

El Parlamento griego aprobó el 22 de julio la segunda parte del plan impuesto por la troika, que impone privatizaciones, la destrucción de servicios públicos, de los sistemas de salud y de jubilación y del derecho laboral, la aceleración de las incautaciones y desahucios y la reducción del poder adquisitivo, todo para supuestamente pagar una deuda que en realidad ya ha sido pagada varias veces por el juego de los intereses.

La ausencia de contribución por la Iglesia cristiana ortodoxa griega ya ha sido mencionada, pero se comenta al respeto que las obras sociales y comedores de pobres las financiaría en parte el clero. Se trata de una gran mentira, ya que las riquezas de la Iglesia griega así como de los monasterios, riqueza multifacética y muy bien repartida (que -además- se nutren de dinero público para esta labor benéfica), suma probablemente el mismo monto o más que la supuesta deuda del país.

Un aspecto se puede demostrar fácilmente: las sociedades e instituciones de la Iglesia ortodoxa poseen aparentemente títulos de la deuda que reportan un 6 % y representarían el 40 % de la totalidad de lo que el Tesoro público griego debe pagar y de lo que exige la troika que se pague. Y mientras tanto, los clérigos siguen siendo remunerados por el presupuesto del Estado a título de funcionarios, representando una enorme carga.

La confiscación legal del enriquecimiento abusivo producido por esos títulos permitiría salvar miles de vidas, miles de empleos y de equilibrar el sistema de jubilación; permitiría además contribuir de manera nada despreciable al relanzamiento de la economía.

El Buró europeo de coordinación del Libre pensamiento se pronuncia junto a los librepensadores griegos y de otras organizaciones europeas de la AILP a favor de:

  • Reclamar la verdad sobre las riquezas e ingresos públicos de la Iglesia cristiana ortodoxa griega y los monasterios: ¡Por una comisión nacional de investigación!
  • Una ley de confiscación del enriquecimiento abusivo de las Iglesias y la afectación de su producto para las necesidades del pueblo griego y los servicios pú
  • El pago por la propia Iglesia griega de los sueldos del clero, su cobertura social, su sistema de jubilación y los gastos de mantenimiento de su Iglesia, así como el pago de impuestos.

En Tercera Información:

«Las riquezas de la Iglesia cristiana ortodoxa griega pertenecen al pueblo griego y no a sus acreedores»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...