El ministro de Justicia dice que no es «sostenible» financiar a la Iglesia indefinidamente

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, dijo ayer que la financiación de la Iglesia católica por el Estado «no es indefinidamente sostenible».

 En declaraciones al diario La Vanguardia, el ministro reiteró que el Gobierno "no buscará fricción con la Iglesia", pero que el acuerdo económico entre España y el Vaticano, de 1979, "parte del principio de que el horizonte debe ser la autofinanciación de la Iglesia".

López Aguilar se refiere en la entrevista, largamente, a las cifras con que el Estado está ayudando "al sostenimiento de las actividades de la Iglesia" mediante el IRPF. Dijo: "Se pactó que ésa sería la vía para su suficiencia financiera. Pero lo cierto es que desde 1989 la liquidación voluntaria [de ese impuesto personal] no alcanza ni al 70%. Este año ha sido de unos 110 millones de euros. Significa que el Estado otorga a la Iglesia, de manera adicional, una aportación directa, actualizada anualmente, que en este ejercicio ha sido de 35 millones. El Gobierno lo está haciendo sin plantear ninguna objeción y ello expresa una clara voluntad de cooperación. Pero el Ejecutivo y la Iglesia saben que esta situación no es indefinidamente sostenible".

El ministro de Justicia se refirió más tarde a las negociaciones para reformar este acuerdo económico y subrayó las otra vías de "contribución del Gobierno al sostenimiento de la Iglesia", mediante lo que llamó "renuncias fiscales" del Estado. "Estamos hablando", dijo, "de exenciones del IVA, de los impuestos de patrimonio, sucesiones, donaciones… Es muy considerable". López Aguilar concluyó que todas esas ventajas describen "un cuadro que no permite hablar de confrontación". "Son cantidades que podrían marear al lector y algunas de ellas tienen dificultades de encaje con la legislación europea, lo cual nos está causando algunos problemas con Bruselas, como es el caso de la exención del IVA", añadió.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...