El ministro de Educación Nacional se ha dirigido a los enseñantes ante el atentado que ha costado la vida a un profesor en Conflans Sainte Honorine, cerca de París

Aquí está la traducción al castellano ya que me parece una declaración institucional que hay que poner en valor y reconocimiento hacia el ministro de Educación.

Traducción de Raquel Ortiz  Coordinadora de Valencia Laica

______

“Señoras y señoras profesores, señoras y señores de la educación nacional, señores y señoras de las familias,  padres y madres de los alumnos, queridos conciudadanos. Este viernes 16 de Octubre un profesor de Historia y Geografía ha sido cobardemente asesinado en Conflans.

Esta mañana yo pienso en él,  en su familia, en sus próximos,  en sus amigos, en sus colegas del Colegio de Conflans donde me encontré ayer por la noche con el Presidente de la República;  pienso en todos los profesores de Francia y en todos los que hoy se sienten afectados  por lo que ha pasado, porque estamos todos afectados por este indigno asesinato.

Este profesor ha sido asesinado a causa de lo que representaba: La República; ha sido asesinado a causa de lo que él encarnaba: el saber al servicio del espíritu crítico, es decir,  al servicio de ciudadanos libres y lúcidos, es decir el corazón de lo que hacemos cuando damos clase.

El ha sido asesinado por haber dado una clase que tenia un vinculo con uno de los pilares de la democracia: la libertad de expresión. Es un acto indigno y cobarde , es un ataque a la República porque la escuela es la columna vertebral de la República. Y este acto se ha dirigido a uno de nuestros miembros: un servidor del estado, un servidor de los alumnos, un profesor.

Cuando uno de sus miembros es elegido,  es toda la institución la que es atacada y cuando una persona es atacada es toda la institución la que debe reaccionar en la firmeza, en la eficacia, en los valores que nos constituyen  en tanto que profesores, padres, alumnos. Debemos condenar este acto bárbaro, debemos reafirmar los valores de la República.

No podemos admitir este crimen infame en la patria de Voltaire, Beaumarchais, Eluard… la patria de la libertad de la prensa desde los primeros periódicos hasta Charli Hebdo.

No podemos admitir la instrumentalización de la fe en la  religión para destruir los valores que nos forman como la libertad, la igualdad , la fraternidad , y que la laicidad es sinónimo de la libertad  que garantiza cada uno de estos principios por los que  apostamos  en la vida, por cada una de nuestras libertades fundamentales y especialmente la libertad de expresión, a la libertad de culto, a la libertad de creer o de no creer para continuar compartiendo este destino extraordinario que es Francia.

La república es fuerte por los que la componen pero también por los que la sirven, ella no reculará  jamás , jamás, jamás ante ningún  terror o ninguna intimidación.

Yo insisto en volver a deciros, queridos profesores, personal de la educación nacional, queridas familias, queridos estudiantes  que yo estaré y nuestro país estará a vuestro lado para  protegeros, para permitir que hagáis vuestro trabajo, que es el trabajo más esencial, el de transmitir a nuestras criaturas  la sabiduría y los valores que son nuestro bien común y es por lo que esta mañana yo recibiré a las organizaciones sindicales y  representativas de padres y madres de alumnos  de manera que veamos juntos todas las respuestas apropiadas. Las recibiré con el primer ministro y nosotros extraeremos todas las conclusiones necesarias.

Seamos firmes, estemos unidos, seamos solidarios los unos con los otros. Esta mañana estamos todos unidos  y tengo un pensamiento para cada profesor de Francia para que la escuela, para que la República y para que Francia viva y viva con la fidelidad hacia nuestros valores.

Muchas gracias.»

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...