El ministro de Defensa preside el funeral católico por los tres militares muertos en accidente de helicóptero

Hacia las nueve de la noche terminaba el funeral por los tres militares muertos en accidente de helicóptero en el Atlántico. Una emotiva ceremonia celebrada en la base aérea de Gando, el mismo lugar donde sus familias han estado ocho días esperando noticias sobre el capitan José Morales, el teniente Saúl López y el sargento Johnander Ojeda.

Por la mañana llegaban al arsenal de Las Palmas los restos mortales de los tres militares, después de 20 horas de travesía desde la costa del Sáhara. De ahí, directamente al Instituto Anatómico Forense, donde se les ha practicado la autopsia. Una vez finalizada, eran trasladados a la base de Gando, donde familiares y compañeros les han velado hasta el momento del funeral.

El oficio religioso se ha querido celebrar esta misma tarde, para no alargar el sufrimiento de los allegados, que en una semana han pasado de recibir la información de que habían sido rescatados sanos y salvos a la confirmación final de su fallecimiento.

Junto a ellos, en la misa, los mandos militares, el ministro de Defensa y las autoridades canarias. Los tres componentes del Escuadrón 802 del Servicio de Búsqueda y Salvamento Aéreo han recibido la cruz al mérito militar con distintivo amarillo.

En la zona donde se encuentra el helicóptero permanece el «Olympic Zeus», al que se le volverán a unir dos buques cazaminas para proseguir con los trabajos de rescate de lo que queda del aparato. Con el análisis de esos restos se completará la investigación para dilucidar las causas del siniestro y procurar que algo así no se repita.

funeral religioso militares muertos accidente 2015

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...