El ministro de Cultura de Perú entregó a la Virgen de la Candelaria la máxima distinción del Estado

El altiplano se rindió ante los pies de la virgen de la Candelaria. En su día central, celebrado este jueves, el Ejecutivo, representado por el ministro de Cultura, Salvador del Solar, entregó a la ‘Mamita’ el reconocimiento de la Orden del Sol en el grado de Gran Cruz porque ha contribuido a la integración e identidad de los peruanos.

“Es un verdadero honor para mí en esta oportunidad, venir en representación de presidente de la República para darle a la virgen de la Candelaria de Puno la máxima distinción del Estado Peruano”, detalló Del Solar.

Añadió que la ‘Mamita’ Candelaria es la virgen de la luz, que significa el camino del amor y de la unidad, la unión de diversidad cultural, la unión de quechuas y aimaras, además de la unión prehispánicas y coloniales.

Asimismo, en la ceremonia estuvieron presentes el gobernador regional de Puno, Juan Luque, el alcalde de Puno, Iván Flores, y los congresistas de esta región.

Después de la misa, miles de vecinos, danzantes y turistas acompañaron a la virgen en la procesión tradicional.

En la Ciudad Blanca, más de un centenar de bailarines puneños residentes en Arequipa, salieron por las principales calles del Centro Histórico para rendir culto a la Mamita. Ellos, agrupados a través de la Asociación Provincial de Puno, bailaron por las principales calles de la ciudad. El presidente de la entidad, Wilber Valencia, resaltó la devoción a la virgen. En esta oportunidad las comparsas se movilizaron al ritmo de la waka waka, morenada, diablada y caporales.

Valencia dijo que los danzantes se inscribieron voluntariamente para agradecer a la virgen por los favores otorgados. Las actividades de fe iniciaron con una misa en la iglesia de Santa Marta. Luego hubo un pasacalle.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...