El ministro de Cultura antepone la libertad religiosa a la libertad científica al retirar de Internet varios Informes sobre las restauraciones de bienes eclesiásticos y tras las quejas de las cofradías andaluzas

Los hermanos mayores de las cofradías sevillanas, entre ellas la Hermandad del Cachorro, han definido las imágenes publicadas por el Ministerio de Cultura como “desasosegantes”, “escabrosas” e “hirientes” y han añadido que no deben “circular libremente” dado su “componente devocional”.

imagen IPCE

El Artículo 16 de la sección primera “De los derechos fundamentales y de las libertades públicas’ correspondiente al capítulo segundo ‘Derechos y libertades” del título primero de la Constitución Española de 1978, que versa De los derechos y deberes fundamentales lo deja bien claro. España es un Estado aconfesional. Los tres puntos del artículo decimosexto así lo plasman: Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las Comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley; nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias; y ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”.

Sin embargo, esta situación es definida por la Justicia como una laicidad positiva y que en otras palabras no establece un “muro de separación entre la Iglesia y el Estado, sino que considera positivamente el fenómeno religioso y además de reconocer y tutelar el derecho fundamental a la libertad religiosa, lo promociona y fomenta.

¿Es entonces España un Estado aconfesional? Atendiendo a las prebendas de los miembros del clero español, no. El Estado español que colabora recurrentemente con la Iglesia Católica a través de ayudas y financiación como la que se devenga del IRPF. En la declaración de la renta, el cotizante español puede marcar la casilla por la que destina parte de sus impuestos a fines sociales o bien a la Iglesia Católica, pero nunca a otras iglesias. Y no solo eso. Las opiniones de los religiosos son, muchas veces, tenidas demasiado en cuenta por aquellos que se encargan de la administración pública.

La Dolorosa quedaba carbonizada ante el Cachorro, tomando Luis Álvarez Duarte medidas para tallar a la nueva Virgen del Patrocinio que hoy conocemos. Los restos de la Virgen se trasladan a la Sacristía, además de todos los elementos afectados, mientras el Cristo queda dañado en el costado derecho y las piernas”. Este es el relato extraído de la crónica que narra cómo el 26 de febrero de 1973, a escasos días de la Semana Santa de aquel año, el fuego consumía parte del retablo del altar mayor de la Basílica del Santísimo Cristo de la Expiración, también llamada Basílica del Cachorro o Basílica del Patrocinio, en Sevilla.

El ministro Guirao se pliega a los intereses de la Iglesia Católica

Por motivo de aquel fatídico incendio, la talla del Cristo perdió las puntas de los dedos de los pies, los dos talones, los gemelos y la primera falange del dedo meñique. La reconstrucción se realizó en madera de cedro y ahora, casi 50 años después del suceso, el Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE) dependiente del Ministerio de Cultura y Deporte de José Guirao, ha publicado las imágenes de la restauración obedeciendo a un programa para la digitalización y difusión de su archivo de más de 41.000 documentos, con los expedientes relativos a los procesos de intervención en bienes culturales muebles e inmuebles realizados desde 1961. Una auténtica mina de oro para restauradores y científicos que salvaguardan el patrimonio cultural español.

Los hermanos mayores de las Cofradías sevillanas, entre ellas la Hermandad del Cachorro, han definido las imágenes publicadas por Cultura como desasosegantes”, “escabrosas” hirientes y han añadido que no deben circular libremente” dado su “componente devocional”. ¿Y qué ha hecho el Estado? Plegarse a los intereses de la Iglesia Católica, una vez más y retirar de la página web del IPCE las imágenes de valor incalculable que podrían evitar nuevos casos como el sucedido en Triana.

Retirada de varios Informes de varias tallas

En los últimos días han sido retirados del portal los Informes de La Macarena, Jesús del Gran Poder, Cristo de la Pasión y Descendimiento de Cristo de la Hermandad de La Quinta Angustia, El Cachorro (todas ellas de Sevilla) y Jesús Nazareno de Puente Genil (Córdoba) por deferencia a las cofradías y hermandades propietarias de los bienes restaurados, como explican desde Cultura.

El principal problema es que la libertad religiosa, que no es tal porque es predominantemente católica, se ha llevado por delante la libertad científica. Puede que no vivamos en un estado aconfesional, pero lo que es seguro es que vivimos en un estado ignorante.

Fernando Verea

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...