El Ministerio de Defensa celebra el patrón de Caballería, el apóstol Santiago, con el lema de la Reconquista ‘Santiago y cierra España’

La institución ha recibido críticas por el tono bélico y religioso de la celebración de Santiago Apóstol, también patrón de España y de Galicia, usando un mensaje de la tradición militar

Al Ministerio de Defensa le persigue un largo historial de polémicas relacionadas con su nula separación de Estado-Ejército con el anterior Ejecutivo del PP, en lo que destacaba el izado de banderas a media asta por Semana Santa

El Ministerio de Defensa ha conmemorado como cada año la festividad de Santiago Apostol, el patrón de España, de Galicia y también del Arma de Caballería del Ejército de Tierra, una designación que se remonta al año 1892.

La institución que dirige Margarita Robles lo ha celebrado, claro, también tuiteándolo desde la cuenta oficial.

El mensaje incluía el lema «¡Santiago y cierra España!». Es un grito bélico cuyo origen es incluso anterior al nombramiento de Santiago Apostol como uno de los Santos del Ejército: hay que buscarlo en la Reconquista. Según la tradición española, lo gritó por primera vez el rey Alfonso VIII de Castilla durante la batalla en Las Navas de Tolosa, y se extendió a otros combates.

La frase, por un lado, evoca al apostol; por otro llama a atacar, con el término militar de «cerrar»; y, claro, a los Españoles.  En la web Hispanismo la traducían a castellano actual como algo así como «¡por Santiago, al combate españoles!». En Yorokobu también explicaban que aludir a Santiago, que tenía el alias de Matamoros, se debe a la leyenda de que animó y luchó junto a los cristianos contra ‘los infieles’.

Ha llegado a nuestros días, además de en su empleo del ejército, con un uso en ocasiones xenófobo que lo interpreta como una llamada al cierre de fronteras. Esta asociación, sumada sobre todo al tono bélico y religioso que de por sí tiene el mensaje, le ha valido al Ministerio de Defensa algunas críticas.

Defensa cuenta con un largo historial de polémicas relacionadas con su poca laicidad. La más llamativa es el izado de la bandera a media asta durante Semana Santa por la muerte de Cristo, que se ha repetido los últimos años. La anterior titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, incluía en su agenda oficial durante la Pascua actos religiosos, y varios ministros (Zoido, Catalá y Méndez de Vigo)  entonaron este marzo al paso de una procesión en Málaga el himno de la Legión ‘El Novio de la muerte’.

El nuevo Gobierno se ha comprometido en sus declaraciones públicas a defender la laicidad del Estado. Una posición que quiso representar Pedro Sánchez al ser el primer presidente del Gobierno en prometer su cargo ante el rey sin Biblia y sin crucifijo, solo ante un ejemplar de la Constitución.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...