El Ministerio de Cultura retirará las fotos «hirientes» de los cristos tras exigirlo las cofradías

El Ministerio de Cultura sacó a la luz los informes de las intervenciones de los Cruz Solís y ha rectificado después de hacerlo público ABC

El Ministerio de Cultura va a retirar las fotografías hirientes de las restauraciones de imágenes como el Gran Poder, Pasión o el Cachorro después de que, tras publicarlo ABC, las propias hermandades exigieran su retirada inmediata. El Archivo del Instituto del Patrimonio Cultural de España (IPCE), que ha digitalizado más de 41.000 documentos, ha sacado a la luz aquellos redactados tras los distintos procesos de restauración y conservación desde mediados del siglo XX. En ellos, aparecen imágenes de las principales devociones sevillanas diseccionadas, fotografías que las cofradías han guardado con celo durante décadas. De hecho, en estos años las propias corporaciones han difundido algunas instantáneas de los distintos procesos conservativos de manera controlada, sólo aquellas que no comprometían la sensibilidad de los devotos. Pero esos informes contienen fotografías que las hermandades se han encargado de preservar durante todo este tiempo.

Por este motivo, fuentes del IPCE aseguraron este martes a ABC que retirarán estas imágenes de la web «con carácter inmediato» ante la petición de las hermandades. Así, instaron a las cofradías afectadas a comunicar al Instituto por correo electrónico la solicitud correspondiente. De esta forma, lamentan «si se han podido herir sensibilidades religiosas, puesto que el objeto de la difusión en internet de los trabajos realizados sobre todo tipo de obras ha sido el cultural, formativo y científico».

En concreto, los informes que se han hecho públicos en el portal del Ministerio de Cultura son los correspondientes a las intervenciones practicadas por los hermanos Cruz Solís al Gran Poder, Pasión, el Cachorro, el Cristo de la Buena Muerte de los Estudiantes, el de la Fundación de los Negritos, el de la Expiración del Museo o el del Descendimiento de la Quinta Angustia.También se encuentra el informe previo a la restauración de la cabeza y las manos de la Esperanza Macarena, aunque el archivo estaba deshabilitado este martes. ABC no ha publicado ninguna de ellas para no herir la sensibilidad de los lectores.

Estas fuentes explicaron a este periódico que estas imágenes tienen una finalidad «formativa, técnica y científica de los procesos de restauración llevados a cabo en el IPCE y siempre han estado abiertas a la consulta del público en la sede del Instituto», y añadieron que «esta política de digitalización y difusión en Internet de los fondos archivísticos se enmarca en el derecho constitucional de garantizar y facilitar el acceso a la cultura por todos los ciudadanos, con especial atención a la difusión de los trabajos realizados con el erario público».

En concreto, sobre la imaginería religiosa, el IPCE asegura que los procesos de restauración se fundamentan en «acuerdos con la Iglesia Católica y en los convenios que derivan del Plan Nacional de Catedrales y del Plan Nacional de Abadías, Monasterios y Conventos». Por ello, indicaron que este organismo «no tiene constancia de que antes de abordar un proyecto de restauración, por parte de la Iglesia o de otras corporaciones religiosas se haya dado indicación de limitar el uso de imágenes de los trabajos a realizar, sobre las que el IPCE mantiene losderechos de propiedad intelectual».

Si bien los derechos de propiedad intelectual de las fotografías son del Instituto, tallas como la del Gran Poder están registradas y necesitan el permiso de publicación por parte de la hermandad, que no han recibido. De hecho, todos los hermanos mayores con los que este martes habló ABC se mostraron sorprendidos ya que no sólo no dieron el permiso para que estas imágenes se hicieran públicas, sino que, además, no conocían que estaban al alcance del público en general a través de internet.

Nadie pidió permiso

Varias corporaciones ya han formalizado la petición de retirada de estos documentos. Félix Ríos, el hermano mayor del Gran Poder, explicó que, nada más conocer la noticia, llamó a Román Fernández Baca, director de Bellas Artes del Ministerio de Cultura y exdirector del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, para pedir que se retiraran las imágenes.

El máximo responsable de esta corporación entiende que «se trata de material científico y no divulgativo», aunque, eso sí, descarta «cualquier intencionalidad». Por su parte, el hermano mayor del Cachorro, Marco Antonio Talavera, exigió su retirada inmediata y manifestó que «nadie nos ha pedido permiso alguno».

Por otro lado, el restaurador Joaquín Cruz Solís, el hombre que llevó a cabo junto a su hermano Raimundo e Isabel Pozas la restauración de las principales devociones de la ciudad, se mostró sorprendido por la publicación por parte del Gobierno de España de los informes de intervención de estas tallas, que incluyen las fotografías más íntimas del proceso. «No tenía ni idea de esto, es una sorpresa, esto va a sentar muy mal a las hermandades», comentó.

Cruz Solís recordó que, en su día, durante una conferencia en Sevilla mostró fotografías de la restauración que llevó a cabo en 1983 al Gran Poder. «Se enfadaron mucho porque puse esas diapositivas, me mandaron un escrito y me arrepentí mucho», indicó. Entre las imágenes del Señor de Sevilla se encuentran algunas en las que aparece el cuerpo diseccionado y lleno de hierros, «prueba de lo que hizo ese señor con el Cristo -en referencia a Peláez del Espino-, que cortó en trozos la talla. Nunca se ha hecho una barbaridad mayor: la madera y el hierro nunca pueden ir juntos», aseguró.

Estos informes de las intervenciones a imágenes devocionales que han salido a la luz en el portal del IPCE son los referentes a las que afrontaron los hermanos Cruz Solís para el Ministerio de Cultura, no para el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico, por lo que no se encuentran los del Señor de las Penas de la Estrella o el de la Virgen de la Amargura.

El debate sobre la publicación de este tipo de fotografías viene de largo. El último episodio ocurrió recientemente con la Virgen de la Esperanza de la Trinidad. El IAPH colgó en su web el informe de restauración que contenía imágenes que molestaron sobremanera a la corporación, por lo que el Instituto tuvo que retirarlo.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...