El Lobby alerta sobre la situación de las mujeres musulmanas en Manacor

Desde el Lobby de Dones piden a la administración una actitud de alerta y vigilancia sobre la situación de las mujeres del entorno musulmán en Manacor y una defensa activa de los avances hacia los derechos individuales

A la entidad han llegado críticas de actitudes fundamentalistas por parte de quien dirige la mezquita de Manacor y sus seguidores. Parece que el hecho de que mujeres quieran ejercer la libertad de decidir sobre sus vidas, sobre como vestir, como hablar, cuando y donde, no gusta a quienes quiere mantener unas costumbres retrógradas y a veces humillantes manifiestan las feministas.

Desde el Lobby de Dones reivindican una sociedad laica sin intromisiones de cualquier religión respecto a los adelantos sociales. Para el Lobby no hay que confundir tolerancia con un enquistamiento de problemas o con falta de compromiso hacia una sociedad mejor porque el avance hacia la igualdad entre mujeres y hombre puede sufrir retrocesos si se confunde con tolerancia.

Desde el Lobby de Dones siempre han defendido la necesidad de construir una sociedad igualitaria, solidaria y laica, donde la religión se reserve a los espacios de intimidad (excepto en las manifestaciones colectivas que forman parte de la tradición local).

Las mujeres que viven en Mallorca, son iguales que los hombres en cuanto a capacidad de decidir, sea donde sea el lugar donde hayan nacido. Y las normas de convivencia que nos ha costado tanto lograr, sea cual sea la religión de hombres o mujeres, son las mismas por todo el mundo.

Por lo tanto, desde el Lobby de Dones solicitan una actitud decidida y muy clara en la defensa de las mujeres del entorno musulmán, hacia la libertad individual y a su liberación de los hombres controladores.

También demandan al Instituto Balear de la Mujer que se persone en las causas judiciales que se hayan podido iniciar por la actuación del Imán de Manacor, cuando estas afecten a la independencia de las mujeres.

El Lobby recuerda que no se puede considerar el llevar velo integral, como una manifestación de la libertad individual de una mujer, a pesar de que esta manifieste su voluntad de hacerlo. Las normas de convivencia que con el tiempo hemos logrado, no admite pasos atrás y vernos las caras es el mínimo que se puede exigir.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...