Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.

El líder tayiko insta a las mujeres a rechazar la burka y el niqab

El presidente de Tayikistán, Emomalí Rajmón, instó hoy a las tayikas a renunciar al uso de los velos integrales islámicos, la burka y el niqab, que consideró ajenos a la cultura de ese país musulmán laico de Asia Central.

"En las calles de la ciudad observo que algunas muchachas y mujeres andan cubiertas con esos velos religiosos y copian así el modo de vestir de otros países", criticó Rajmón durante una visita a la Universidad Nacional tayika.

Rajmón indicó que esas prendas islámicas, que cubren totalmente la cara y el cuerpo de la mujer, son ajenas a la cultura del país y contrastan con la ropa tradicional de la mujer tayika, pañuelos y largos vestidos y faldas de llamativos colores.

"Si se sienten parte de nuestra cultura y de nuestra milenaria nación, sean agradecidos a este país y elijan el estilo de vestir tayiko, que ofrece mucha más libertad que los de otros países. Sean agradecidos por esa libertad", puntualizó el líder tayiko.

"Si prefieren el modo de vestir de otros países, tendré que enviaros allí", bromeó Rajmón, que hace poco instó a los tayikos a que devuelvan al país a sus hijos que estudian en centros religiosos extranjeros para mantenerlos alejados de corrientes radicales del islám.

Un 98 por ciento de los habitantes de Tayikistán son musulmanes, fundamentalmente suníes, pero la Constitución refrenda el carácter laico del Estado, y la legislación nacional prohíbe usar los velos integrales islámicos en los centros docentes estatales.

Varias estudiantes tayikas intentaron querellarse al respecto con el ministerio de Educación, pero ninguna logró ganar un proceso.

Total
0
Shares
Artículos relacionados
Leer más

Con la debida falta de respeto

“Arranco a escribir sin saber si mi amiga Zineb está viva o muerta. …” Así empezó una columna mía hace cinco…
Total
0
Share