El líder regional de Podemos al arzobispo de Toledo: «el dinero público no tiene confesión»

José García Molina y Monseñor Rodríguez han mantenido un encuentro, de algo más de una hora, en el Palacio Arzobispal

Dien que hablando se entiende la gente y eso es lo que no ha parado de repetir el secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha, José García Molina, al término de su encuentro con el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez. Había mucha expectación generada entorno a esta reunión que se ha alargado durante algo más de una hora en las dependencias del Palacio Arzobispal y en la que se han abordado temas «delicados» como la congelación presupuestaria en la educación concertada y la no financiación por parte de las comunidades autónomas de la atención religiosa en los servicios públicos, ambas propuestas del acuerdo PSOE-Podemos.

El encuentro, calificado por el líder de la formación morada como «interesante, cordial y tranquilizador» ha girado entorno a sus respectivos puntos de vista sobre la presencia de la religión en el espacio público.

García Molina ha transmitido a Monseñor Rodríguez la idea de apostar por separar el debate de la fe y de las creencias de otro que debe tener como objetivo analizar a qué se destina el dinero público, «para qué y para quién» porque para Podemos todo parte de la base de que «el dinero público es el dinero de todos, no tiene confesión ni género», ha subrayado.

En este punto, ha añadido, que el prelado toledano tiene «otra visión» basada no tanto en «qué es el dinero público sino en cómo entendemos lo público». «El arzobispo está preocupado no tanto por lo que es el dinero público, sino por cómo entendemos lo público» al «creer que la religión católica debe tener mayor papel en el espacio público porque representa a mucha gente».

El secretario general de Podemos en Castilla-La Mancha también ha reconocido que «ha habido ciertas diferencias de criterio» pero que, ante todo, «ha habido voluntad de encontrar elementos comunes y de dialogar». «Yo he querido tranquilizarle y decirle que cuando hemos dicho que íbamos a saltar los cielos no nos referíamos al reino de Dios sino a las conquistas sociales en las tierra y a la dimensión pólitica, que es donde nosotros estamos. En ningún momento, hemos pretendido atacar ni la fe. ni las confesiones, ni por supuesto, la libertad de ningún ciudadano para ejercer, en el espacio público, su confesión, su ideología o sus creencias», ha destacado.

Revisión de presupuesto

García Molina recordó que cuando revisaron los últimos presupuestos del anterior equipo de Gobierno vieron cuestiones que les «chocaron» como el hecho de que se destinaran cerca de 500.000 euros a la prestación de servicios religiosos en hospitales o centros de discapacitados. «Pensamos que ese dinero no se podía destinar a eso. A partir de ahí surgió la iniciativa de hacer una Proposición de Ley que tiramos para adelante y fue el PSOE, liderado por Emiliano García-Page, el que redactó la PNL», ha explicado.

En cuanto a las partidas destinadas por la Junta a la educación concertada, el secretario general de Podemos ha señalado que él quiere sistemas de educación públicos de «altísima calidad» como el de Alemania, Finlandia o Suecia, «donde el peso que tiene la concertada no se parece en nada al peso que tiene en este país». También ha admitido que Castilla-La Mancha es la región de España donde menos peso tiene este tipo de educación», aunque a su vez ha añadido, que «el debate no es ese, sino qué se hace con el dinero público y a qué proyectos va destinado». «Me miro en Alemania o en Finlandia donde la gente tiene la libertad de ir a escuelas privadas, pero el dinero público es para la educación pública».

Durante el encuentro también ha habido un hueco para hablar del Santísimo Pontífice. «En Podemos nos gusta que en la Iglesia, como en el resto de las instituciones, haya renovación y se acerque a ese cristianismo más de base, más primario, que a los necesitados y a la gente humilde», afirmó.

Finalmente, ha señalado que ambos se han emplazado próximamente para hablar con las familias católicas y con la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (Concapa) porque ya se sabe que, hablando se entiende la gente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...