El lendakari se reúne con los imanes para presentarles un manifiesto por la convivencia con la comunidad musulmana

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido este viernes una reunión con los imanes de las mezquitas vascas para presentarles un manifiesto en favor de la convivencia «basada en la ética prepolítica y prerreligiosa».

La reunión de este viernes es la primera que mantiene la Comisión Ados constituida en abril de 2018 para que los representantes institucionales vascos y de las comunidades islámicas de Euskadi puedan colaborar para trabajar en favor de la convivencia y hacer frente al terrorismo yihadista, así como al racismo, la xenofobia y la islamofobia.

Al inicio de la reunión, a la que han asistido 39 imanes de mezquitas vascas, el lehendakari ha recordado que en la sociedad vasca cada vez conviven «más identidades y espacios de relación entre personas de culturas, religiones y convicciones plurales».

«Pluralidad es sinónimo de libertad, también de progreso», ha dicho Urkullu, quien ha insistido en que los países más prósperos son aquellos que «han demostrado una mayor capacidad de armonizar su diversidad».

Ha recordado que el punto de partida de la Comisión Ados fue el reconocimiento y la proclamación de que «todos los ciudadanos tienen derecho a no sufrir discriminación alguna por razón de su cultura, religión o convicciones. Derecho a ejercer su libertad de conciencia sin más restricción que el respeto a los derechos de los demás».

En el manifiesto presentado este viernes se recogen una serie de compromisos con los derechos humanos, la cultura de paz y el respeto a la persona, lo que implica el «rechazo, condena y oposición absoluta hacia cualquier forma de terrorismo, violencia o vulneración de derechos humanos que pretenda justificarse en la religión o cualquier otro pretexto de carácter político, social o cultural».

También incluye compromisos con el pluralismo y la diversidad, y, por consiguiente, con el rechazo y condena de cualquier expresión de xenofobia, racismo o islamofobia, y con la igualdad de género y, especialmente, con el rechazo a «cualquier forma de violencia, agresión o abuso sexual hacia las mujeres».

El manifiesto añade un compromiso de convivencia para la «defensa recíproca entre miembros de una misma comunidad, respetando sus diferencias y priorizando los puntos de unión«.

Urkullu ha destacado que este texto se corona con dos conclusiones: una sobre la necesidad de «poner en común un sentido de pertenencia comunitario» y la otra sobre la importancia «extraordinaria de la educación».«Es imprescindible ofrecer herramientas de pedagogía, experiencia y vivencia personal que permitan interiorizar la profundidad de la dignidad humana y de estos compromisos», ha concluido el lehendakari.

En la reunión se ha decidido dar a este manifiesto la máxima difusión posible y animar a todo tipo de entidades sociales e instituciones que compartan su filosofía a que se adhieran a él.


Texto del Manifiesto por la convivencia

En la sociedad vasca confluyen cada vez más identidades y espacios de relación entre personas de culturas, religiones y convicciones plurales. Todas las sociedades desarrolladas son diversas. Esta pluralidad es sinónimo de libertad, y también de progreso. Los países más prósperos son aquellos que han demostrado una mayor capacidad de armonizar su diversidad.

Una convivencia plural e inclusiva necesita asentarse en la solidez de principios éticos universales y en los valores democráticos. Promover y sostener una convivencia integrada e integradora no resulta fácil, pero es indispensable para promover el bien común. Es desafío y fuente de oportunidades.

Quienes suscribimos este manifiesto asumimos una causa común: defender e impulsar una cultura de convivencia, basada en la ética prepolítica y prerreligiosa de respeto a la dignidad humana, que se plasma en cinco compromisos básicos:

-Un compromiso con los derechos humanos y con la cultura de paz y el respeto a la persona. Implica rechazo, condena y oposición absoluta hacia cualquier forma de terorrismo, violencia o vulneración de derechos humanos que pretenda justificarse en la religión o en cualquier otro pretexto ya sea de carácter político, social, nacional o cultural.
-Un compromiso con el pluralismo y la diversidad. Conlleva rechazo, condena y oposición absoluta ante cualquier expresión de xenofobia, racismo, islamofobia, así como frente a los discursos que arrojan etiquetas descalificatorias sobre grupos de personas en función de su origen, raza, color o creencias.
-Un compromiso con la igualdad de género. Se plasma en el rechazo, condena y oposición absoluta ante cualquier forma de discriminación por motivos de género y, de manera especialmente particular, frente a cualquier forma de violencia, agresión o abuso sexual hacia las mujeres.
-Un compromiso con la solidaridad. Significa determinación compartida frente a las desigualdades y un apoyo firme al desarrollo de políticas universales de prestaciones sociales, educación o sanidad, orientadas a la integración, la cohesión y la justicia para hacer posible una sociedad inclusiva y eficiente en la pluralidad.
-Un compromiso con la convivencia social. Promueve la defensa recíproca entre miembros de una misma comunidad ciudadana, respetando sus diferencias y priorizando los puntos de unión entre dichas personas, junto a la búsqueda de consensos amplios y profundos, desde el ámbito familiar y vecinal al conjunto de la sociedad vasca.

Dos conclusiones coronan este Manifiesto por la Convivencia: En primer lugar, necesitamos poner en común un sentido de pertenencia comunitario, un nosotros y nosotras en torno a los cuatro valores democráticos expuestos. Compartir estos principios es lo que nos hace ser parte del mismo equipo. En segundo lugar, afirmamos la importancia extraordinaria de la educación. Es imprescindible ofrecer herramientas de pedagogía, experiencia y vivencia personal que permitan interiorizar la profundidad de los cuatro compromisos mencionados.

Decisiones y propuestas de la Comisión ADOS

1. La Comisión ADOS decide difundir este manifiesto y proponer a todos sus integrantes y a cuantas entidades e instituciones lo deseen darle la máxima divulgación por todos los medios, cauces y canales.
2. La Comisión ADOS propone la adhesión a este manifiesto e invita a suscribirlo a todo tipo de entidades sociales e instituciones que coincidan con su filosofía en la página web: xxx
3. La Comisión ADOS decide adherirse al Acuerdo educativo Gizalegez y propone a todas aquellas entidades que representan la diversidad de culturas, religiones y convicciones de nuestra sociedad que valoren su adhesión al mismo y, especialmente, el desarrollo de su pedagogía en el seno de las mismas.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...