El laicismo de la ministra deja el Corpus de Toledo sin honores

Los militares no podrán tocar el himno, pero sí escoltarán al Santísimo

La ministra de Defensa, Carme Chacón, sigue dando pasos para terminar con las tradiciones que vinculan a las Fuerzas Armadas con tradiciones católicas. Primero fue la instrucción del jefe de Estado Mayor de la Defensa para recordar que las misas deben separarse de los actos oficiales para que las autoridades no tengan que adaptarse a ese procolo. Instrucción teledirigida para acabar con la tradicional misa de la entrega de despachos de oficiales de la Armada, que coincide con su patrona.

Ahora, el nuevo reglamento de honores militares ha acabado con buena parte de la participación de militares en la procesión del Corpus de Toledo, una de las tradiciones más aplaudidas y seguidas en la ciudad. El reglamento, publicado en el BOE catorce días antes de la festividad, eliminaba la instrucción vigente de rendir honores al Santísimo. Dicho y hecho. Es el primer acto de la procesión toledana: a la salida de la Custodia de la catedral un piquete de la Academia de Infantería rendía  honores que este año no habrá. La intervención del alcalde de la ciudad, Emiliano García Page, y sus arduas negociaciones con el Ministerio, ha logrado que el acto no quede reducido a la mínima expresión. Dado que los militares no pueden rendir honores al Santísimo, tampoco pueden portar la enseña ante el mismo ni tocar el himno y lanzar salvas como se hacía. En su lugar, el alcalde colocará a la banda municipal y a la Policía Local para que se continúe con la tradición. Lo curioso es que en la puerta estará la banda de la Academia de Infantería y una compañía de cadetes. La banda no tocará (aunque sí interpretará después música de procesión) y la compañía no rendirá honores.

La tradición y las autoridades locales han logrado que una escuadra de gastadores escolte a la Custodia y que a lo largo de la carrera haya cadetes. La enseña nacional no procesionará.

Los militares que acuden a esta celebración lo hacen voluntariamente. Ante el riesgo de que se eliminara su presencia, el número de voluntarios se ha incrementado notablemente respecto al año pasado.

Recorte y voluntariedad
– El Real Decreto 834/1984 recogía en su artículo 58 que «al Santísimo Sacramento le serán tributados los honores militares de arma presentada e Himno Nacional (primera parte completa)». El nuevo reglamento lo ha borrado.
– El nuevo reglamento indica que «cuando se autoricen comisiones, escoltas o piquetes para asistir a celebraciones de carácter religioso con tradicional participación castrense, se respetará el ejercicio del derecho a la libertad religiosa y, en consecuencia, la asistencia y participación en los actos tendrá carácter voluntario».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...