El lado menos conocido de Cáritas: así funciona y se financia el brazo social de la Iglesia católica

La ONG, que acaba de presentar sus «propuestas políticas» sobre vivienda, cambio climático, pobreza energética y empleo para el 28A, recibe apoyo de Facebook, JP Morgan, Inditex, energéticas y gran banca
El emblema social de la Iglesia, citado por el papa como ejemplo de exención fiscal justificada, invierte conforme a un manual «ético» que no excluye las sicav
Con más de 5.000 contratados y casi 84.000 voluntarios, Cáritas maneja más de 350 millones al año, casi 100 de ellos públicos

Cáritas es el emblema de la vertiente benéfica de la Iglesia católica, la ONG citada por el papa, el referente social e incluso moral que durante la precampaña del 28A lanza propuestas políticas sobre vivienda, empleo, desigualdad y cambio climático. Cáritas es todo esto, sí. Y también la organización más prestigiosa de la Iglesia española. Y –esto es menos sabido– una ONG apoyada por algunas de las más importantes empresas de España, con poderosos intereses en los sectores sobre los que Cáritas quiere incidir, entrañando así una posible contradicción. A juicio de Cáritas, no hay ninguna contraindicación. «Dar la espalda o negar que las propias empresas sean motores del cambio sería afrontar el desafío con una seria desventaja», señala.

Pocas voces ajenas a la política logran penetrar entre el ruido de una precampaña y hacerse oír. Cáritas es una de las escasas excepciones. La ONG de la Iglesia católica, cuyos informes sobre la realidad social española se encuentran entre los más prestigiosos e influyentes del país, lanzó la semana pasada sus «propuestas políticas para una sociedad más justa«, entrando en el debate público con la fuerza moral que le otorga su adscripción eclesial y su prestigio social. Un prestigio que alienta incluso el propio papa: Cáritas fue la única entidad de la Iglesia mencionada por Francisco durante su reciente entrevista con Jordi Évole en La Sexta. Y fue mencionada –como suele ocurrir con Cáritas– en tono incuestionablemente positivo: el papa utilizó el ejemplo de la ONG eclesial para ilustrar las ocasiones en que está justificada una exención del IBI.

Europa Laica ha denunciado la utilización de Cáritas como argumento para justificar la financiación pública de la Iglesia, especialmente a través del IRPF, teniendo en cuenta que la ONG apenas se financia con cargo a esta partida de dinero público.

… … …

Seguir leyendo en InfoLibre

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...