El IV Feminario apuesta por el laicismo, la pluralidad y la ambición política como aliados de la lucha feminista

La IV edición del Feminario ha llegado a su fin con una intensa jornada en la que la religión, los derechos LGTBI y el compromiso político han sido los protagonistas. La segunda sesión del congreso feminista organizado por la Diputación ha comenzado a las diez de la mañana con la mesa ‘Feminismo y religiones: ¿son compatibles?‘ en la que han participado la activista marroquí, Ibtissame Betty Lachgar y la escritora Rosa Regàs, moderadas por Raquel Ortiz, de Valencia Laica.

Betty Lachgar ha hecho durante su intervención una defensa clara del laicismo en la educación y el Estado como única vía para la igualdad real, poniendo de ejemplo su país natal «En Marruecos la educación islámica en las escuelas es obligatoria y enseña básicamente odio y misoginia». La activista ha defendido que laicidad y feminismo van de la mano, «pues todas las religiones son misóginas», ha declarado. Afirmación que ha suscrito la escritora Rosa Regàs, quien además ha hecho hincapié en que la separación de la Iglesia y el Estado es una condición básica para un estado igualitario.

Tras la pausa, ha dado comienzo la segunda sesión de la mañana, ‘La aportación del movimiento feminista al movimiento LGTBI’, una mesa en la que el escritor Ramón Martínez y la escritora Kika Fumero han aportado sus visiones respecto a la situación actual de ambas luchas. Martínez ha expuesto una crítica a la falta de acción en el movimiento LGTBI y a la desconexión de este con el movimiento feminista. El escritor también ha hecho referencia a cómo temas como los vientres de alquiler, dividen al propio movimiento y lo alejan de la lucha por la igualdad. Por su parte, Fumero ha lanzado una reflexión sobre el como la «heterosexualidad es un sistema opresor para las mujeres, la heterosexualidad se presupone, las feministas hemos aprendido a deconstruirnos», ha destacado Fumero.

En la sesión de la tarde, una de las más esperadas por los asistentes, han intervenido el escritor y jurista, Octavio Salazar y la política y escritora Lidia Falcón en la mesa ‘Feminismo y política’. Salazar ha apelado a una «urgente reforma constitucional para conseguir un estado realmente paritario». Falcón, por su parte, ha criticado el inmovilismo del movimiento feminista y su «poca ambición de poder, al declararse históricamente apolítico», ha destacado la ponente.

Esta cuarta edición del Feminario que ha reunido durante dos jornadas a más de mil asistentes ha concluido con la lectura de un manifiesto por parte del Movimiento Feminista de València, un monologo de la cómica valenciana María Juan y la actuación musical de Naira Rodríguez.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...