El imán que impulsó la mezquita abandona Lleida sin empezarla

Abdelwahab Houzi se va a Arabia Saudí sin dejar dinero para financiar el proyecto

Hay proyecto, hay terrenos y, a estas alturas, hay también cierta urgencia, porque los permisos no tardarán en expirar. Lo que no hay es suficiente dinero. Y, dentro de unos días, tampoco estará su principal impulsor. El proyecto de construcción de la nueva mezquita de Lleida, prevista en una parcela del polígono industrial El Segre, corre el riesgo de ralentizarse aún más con la marcha del imán Abdelwahab Houzi, la persona que, en nombre de la comunidad islámica leridana, ha estado dirigiendo el proyecto y tratando de recaudar fondos –al parecer sin éxito– para ejecutarlo.
Houzi, que ha comunicado a sus allegados que se marcha a Arabia Saudí, ha sido objeto de repetidas polémicas, no solo por la ubicación de la actual mezquita –que sigue ocupando unos bajos de la estrecha calle del Nord de la capital del Segrià y que se ha quedado a todas luces pequeña–, sino también por sus reiteradas declaraciones y conductas salafistas (una de las ramas más radicales del Islam). El relevo lo tomará un nuevo imán que hasta ahora ha desempeñado sus funciones en Sant Carles de la Ràpita (Montsià).

«QUE PASE CUENTAS» / «Dice que se va a estudiar la sharia, a seguir un curso para profundizar en la palabra del profeta, porque él, de hecho, solo tiene estudios religiosos básicos», explicaba esta semana un feligrés de la mezquita leridana, que pide mantener el anonimato y ser llamado con el nombre de Mohamed. Para este musulmán, que pertenece a un grupo de fieles críticos con el imán Houzi, «antes de irse definitivamente de Lleida, tendría que pasar cuentas con el colectivo y decir al menos qué va a pasar con el proyecto de la nueva mezquita», insiste.
Houzi, que ha cerrado la librería que regentaba, vinculada a los servicios que ofrece la mezquita, se marcha sin dejar siquiera el dinero recogido hasta el momento en distintos viajes a países árabes y en colectas hechas entre los feligreses de la mezquita. «En la última, se reunieron 160.000 euros, pero no sabemos dónde están», asegura Mohamed.
El proyecto de la mezquita del polígono se encuentra «en situación de stand by». Así lo afirmó, al menos, el arquitecto autor del proyecto técnico, el barcelonés Lluís Mestre, que confirmó la marcha de Houzi y la falta de recursos económicos. «El imán siempre atribuyó el problema a la crisis», dijo el arquitecto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...