El Hospital Universitario Juan XXIII de Tarragona paga 33.000 euros anuales por el servicio religioso en el hospital

Se trata de un convenio de colaboración firmado en 2001 con el Arzobispado y que se renueva y actualiza cada año

El Hospital Universitario Juan XXIII, a través del Instituto Catalán de la Salud (ICS), pagó 33.264 euros en 2017 en el Arzobispado de Tarragona. El motivo, un convenio de colaboración, firmado en 2001 y prorrogado desde entonces, relativo a la prestación de asistencia religiosa en el centro hospitalario. Sin embargo, la relación entre ambas instituciones viene de lejos. En 1986, la Conferencia Episcopal Tarraconense ya firmó un primer documento con el ente público para asegurar la asistencia religiosa católica en creyentes ingresados. El convenio también se ha renovado para este 2018.

La relación entre la iglesia y el hospital se repite en todos los centros del país. «En cada centro hospitalario del Instituto Catalán de la Salud existirá un servicio o departamento para prestar asistencia religiosa católica y atención pastoral a los pacientes católicos del centro», estipula el convenio firmado en 1986, que añade que «este servicio estará también abierto a los demás pacientes que entrega y espontáneamente lo soliciten ».

La cantidad económica que otorga el ICS en el Arzobispado se calcula anualmente y se actualiza. Así pues, según informaban fuentes del Arzobispado, «las retribuciones se actualizarán anualmente de acuerdo con el índice de aumento salarial de los trabajadores de los centros hospitalarios propios del Instituto Catalán de la Salud». Por otra parte, según estipula el convenio firmado en 2001 y ya renovado por este 2018, «para hacer el cálculo del importe a pagar, se ha tenido en cuenta la relación entre el número de camas y el número de agentes pastorales prestadores de la atención religiosa ».

El Hospital Joan XXIII tiene, aproximadamente, 383 camas -según consta en el portal web del ICS-. Por lo tanto, si en el año 2017 pagó 33.264 euros al Arzobispado, lo hizo a razón de unos 87 euros por cama. Por otra parte, el Joan XXIII prestan servicio de atención religiosa dos sacerdotes: el histórico Xavier Fort Subirats y Lluís Simón Pascual. Según informaba el Arzobispado, la asistencia religiosa católica y la atención pastoral comprenderán las siguientes actividades: visitar a los enfermos, la celebración de los actos de culto y administración de los sacramentos, el asesoramiento en las cuestiones religiosas y morales y la colaboración en la humanización de la asistencia hospitalaria.

El convenio firmado el 22 de diciembre de 1986 estipula que el ICS hará efectivo el derecho, garantizado por el Estado, a la asistencia religiosa católica de los católicos internados en sus centros. Por otra parte, informaba el Arzobispado, «la asistencia religiosa católica se prestará en todo caso con el debido respeto a la libertad religiosa y de conciencia, y su contenido será conforme a lo dispuesto en el artículo 2 de la Ley Orgánica 7/1980, de 5 de julio, sobre Libertad Religiosa ».

La relación entre el Arzobispado de Tarragona y el Joan XXIII es similar a la del Hospital Arnau de Vilanova y el Obispado de Lleida, que también recibe una aportación anual de unos 33.000 euros por la asistencia religiosa.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...