El hospital Miguel Servet de Zaragoza cierra la capilla del Infantil que convertirá en un espacio multiconfesional, pero mantiene la capilla del General

La dirección del hospital Miguel Servet ha cerrado la capilla del Infantil. Adaptará el lugar para convertirlo en un espacio de reflexión multiculto o multiconfesional, lo que ha generado quejas por parte de algunos trabajadores y usuarios del centro al considerar la iniciativa un “ataque encubierto a los cristianos”.

La capilla estaba situada en la cuarta planta del hospital Infantil, en el mismo hall del salón de actos del centro, donde también se ha proyectado un cine para los niños ingresados. En la puerta de la capilla, hay ya un cartel en el que se informa del cierre por motivos de adecuación de espacios.

Fuentes del Arzobispado de Zaragoza explicaron ayer que el Salud les comunicó hace unos meses la decisión de clausurar este espacio y aunque aseguraron que no es el “escenario ideal”, reconocieron que la Administración cumple con los “mínimos” del acuerdo fijado entre la Iglesia y el Estado.

En este pacto se recoge que, al menos, haya un espacio para el culto católico en todos los hospitales. De hecho, el Miguel Servet tiene actualmente una capilla en la planta baja del hospital general. Además, las mismas fuentes del Arzobispado de Zaragoza explicaron que el Salud les garantizó que se mantendría la misa de los domingos en el Infantil.

Ante las críticas vertidas por algunos usuarios y trabajadores, fuentes del centro sanitario insistieron en que se han intentado atender las necesidades de todas las religiones y, por ello, se adaptará la capilla para convertirla en un espacio de “recogimiento y reflexión multiconfesional”. Insistieron en que el hospital Miguel Servet mantendrá en exclusiva para la religión católica la capilla del edificio general, que se encuentra en la planta calle y cuenta con 180 metros cuadrados. En 2011, se multiplicó por nueve la superficie de la antigua capilla. Entonces, el proyecto también generó polémica.

La del Infantil, no obstante, no es la única capilla católica que ha desaparecido en los últimos años en el Servet. Con la reforma del edificio de Traumatología en el 2004, se eliminó otra sala similar en la octava planta del edificio.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...