El hiyab abre una crisis en el Gobierno de Melilla

Los socios del Ejecutivo local se enfrentan por la charla de una escritora contraria al uso del velo islámico

La visita de una escritora de origen rifeño a Melilla ha desatado una tormenta que ha zarandeado al Gobierno tripartito que, desde el pasado junio, dirige la ciudad autónoma. Miembros del Ejecutivo pertenecientes a Coalición por Melilla (CPM), la formación política con mayor número de apoyos entre las comunidades musulmana y rifeña, han criticado la invitación, por parte de una consejera del PSOE, de Zoubida Boughaba. La Comisión Islámica, la principal organización de los musulmanes melillenses, ha tachado a la autora de “islamófoba” por sus afirmaciones contra la imposición a las mujeres del hiyab, el velo islámico.

“No les gusta que una mujer de origen musulmán piense libremente”, afirmó ayer la autora, en conversación telefónica, un día después impartir en Melilla la polémica charla. Boughaba, autora española nacida en Alhucemas, había sido invitada por la Consejería de Cultura melillense a dar una charla por la celebración del Yennayer, el año nuevo amazigh (de la comunidad rifeña). Tras conocerse la convocatoria, la Comisión Islámica emitió un comunicado en que declaraba a la escritora persona non grata por supuestas declaraciones en las que afirma que “el hiyab oprime a la mujer musulmana, la degrada e invisibiliza”. La organización musulmana la comparaba con los negacionistas del Holocausto o con el actor Willy Toledo y su apoyo a la procesión del Santo Coño Insumiso como mofa de la Semana Santa cristiana.

“Se han sacado comentarios fuera de contexto”, explica Boughaba, en referencia a las acusaciones de islamofobia. “He nacido en el ámbito musulmán, mi madre llevaba velo, trabajo con mujeres que llevan velo, lucho con ellas para que trabajen, incluso con velo”. Según la autora, la polémica por su visita se le ha ido de las manos a sus críticos, tras haber recibido amenazas a través de las redes sociales. Lo cierto es que la escritora se ha visto finalmente envuelta en una nueva crisis política del Ejecutivo melillense con la religión de fondo.

CPM, el partido más fuerte en el Gobierno que preside Eduardo de Castro, de Ciudadanos, criticó “el patrocinio con dinero público” del acto al que Boughaba había sido invitada por la consejera de Cultura, Elena Fernández Trevíño, del PSOE, la segunda formación del Ejecutivo local. En un comunicado en el que alude al Pacto por la Interculturalidad firmado por todos los partidos de la ciudad en 2014, CPM considera ofensivos para la confesión musulmana extractos publicados por la autora en los que tacha de sumisas a las mujeres que visten el velo. En ese mismo comunicado, la formación con más implantación entre los musulmanes carga contra el PP, el partido más votado en las elecciones y en el poder durante los últimas dos décadas, por avivar la polémica, pero evita atacar directamente a sus socios.

No es la primera vez que una disputa a cuenta de la religión pone en riesgo la estabilidad del Gobierno en Melilla, donde aproximadamente la mitad de la población es musulmana. El pasado julio, el líder de CPM, Mustafá Aberchán, amenazó con abandonar el Ejecutivo si no se levantaba la prohibición de importar desde Marruecos borregos para la celebración del Eid el Kebir, la mayor fiesta musulmana. Aberchán señaló directamente como responsable a la delegada del Gobierno, la socialista Sabrina Moh, y aseguraba que no podría compartir responsabilidades en el Ejecutivo local con el PSOE si no se respetaba el derecho de la población musulmana a celebrar su fiesta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...