El grupo islamista Jamaat al Tawhid al-Watania reivindica los atentados en Sri Lanka que han causado más de 310 muertos y centenares de heridos

El grupo Jamaat al Tawhid al-Watania (JTJ), la raíz original del Estado Islámico, ha reivindicado esta madrugada la cadena de atentados en Sri Lanka que el pasado domingo dejaron o 290 muertos y más de 500 heridos, según ha informado la cadena Al-Arabiya TV.

La organización terrorista fue fundada en 1999 por el nacionalista jordano Abu Musab al-Zarqawi, y durante la invasión de Irak por parte de los Estados Unidos lideró la insurgencia y fue responsable de algunos de los atentados más devastadores de la historia del país.

Entre los ataques más sonados del grupo están el atentado contra la mezquita de Najaf en agosto de 2003, el camión bomba que ese mismo mes destrozó la sede de las Naciones Unidas en Iraq, en el que murió el representante de la ONU en el país, Sergio Vieira de Mello, así como el asesinato, en mayo de 2004, del presidente interino de Irak, Izz al-Deen Saleem. En octubre de 2004, juró lealtad hacia Osama bin Laden, el ex líder de Al-Qaeda.

Después de la muerte de al-Zarqawi, en 2006, el grupo pasó a llamarse Estado Islámico de Iraq hasta que, en 2010, la organización terrorista pasó a manos del sanguinario Abu Bakr al-Baghdadi, declarado muerto en varias ocasiones, pero cuyo fallecimiento nunca ha sido confirmado. En abril de 2013, el líder del grupo anunció la unión de sus fuerzas en Irak y Siria, momento en el que pasó a llamarse Estado Islámico en Irak y Levante (ISIS).

AUMENTAN LOS MUERTOS

El balance de los atentados del domingo en Sri Lanka aumentó este martes a 310 muertos, después de que varios heridos sucumbieran a sus lesiones, anunció la policía local, informa Afp.

Las autoridades detuvieron hasta el momento a 40 personas en el marco de la investigación sobre estos ataques, que fueron atribuidos a un movimiento islamista local, el National Thowheeth Jama’ath (NTJ), precisó el portavoz de policía Ruwan Gunasekera.

El balance anterior era de 290 muertos y el número de heridos se mantiene en alrededor de 500.

Sri Lanka guardó la mañana de este martes tres minutos de silencio en homenaje a las víctimas de los atacantes, que atentaron contra hoteles de lujo e iglesias en las que se celebraba la misa del Domingo de Pascua, en varios puntos de esta isla del Sur de Asia.

El gobierno declaró este martes como día de luto nacional.Las banderas de todas las instituciones gubernamentales ondean a media asta, las tiendas de bebidas alcohólicas están cerradas y las televisiones y emisoras de radio deben adaptar su programación musical.

En la iglesia de San Antonio de Colombo, escenario del primer atentado la mañana del domingo, decenas de personas rezaron en silencio, con velas en las manos y algunas aguantando las lágrimas a duras penas. Al concluir los tres minutos de silencio, la multitud inicio una oración en voz alta.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...