El grupo “Alcázar Laica” muestra su satisfacción por la moción aprobada en el Pleno

El portavoz del grupo “Alcázar Laica” y vicepresidente de España Laica, Andrés Carmona Campo, ha manifestado esta tarde la satisfacción del grupo, ahora mismo en constitución en Alcázar, tras la aprobación de la moción sobre laicidad en el pasado Pleno del 1 de junio, y ha querido felicitar al Ayuntamiento y también a los ciudadanos “porque entendemos que es positiva para todos”.

Carmona, que ha estado acompañado por Alberto Hernández, ha agradecido al PSOE y a IU que hayan tenido “la valentía” de presentar esta moción y a Equo el haberla apoyado, mientras que al PP le ha pedido “que no tenga miedo y que no genere alarmas porque nada de lo que dijeron va a pasar”.

Según el portavoz de “Alcázar Laica”, la moción aprobada sólo propone al Estado adoptar medidas para que la laicidad sea una realidad y a nivel local “sólo se proponen cosas de sentido común, como por ejemplo que cuando haya un Pleno de investidura no se jure o prometa sobre una Biblia”. Asimismo, ha añadido que el Observatorio de la Laicidad no es otra cosa que un ente al que un ciudadano puede acudir “cuando se ha vulnerado la libertad de conciencia”.

En este sentido ha recorddo que se trata de una moción para todos “porque la laicidad tiene que ver con la libertad de conciencia y no con la religión, sólo tiene que ver con ella indirectamente y porque históricamente, la religión siempre se ha opuesto a la libertad de conciencia”, y ha recalcado que la laicidad sólo quiere separar Estado de religión como se hizo en Francia en 1905.

Asimismo ha especificado que la moción también protege a los que creen y a los que no creen, y también se protege de las injerencias del Estado en la religión “como en la época de Franco, que podía elegir a dedo a los obispos”.

También ha reseñado que España es un país laico y que aunque esa palabra no venga como tal en la Constitución, el Tribunal Constitucional sí lo deja claro en la sentencia 19/1985 en su interpretación del artículo 16 de la Constitución, “donde habla de laicidad positiva”. También se ha referido a otra sentencia del Tribunal Supremo en la que dice expresamente que el Estado no puede concurrir con la Iglesia.

Finalmente ha señalado que el PP de Alcázar no representa a todos los alcazareños ni a la Corporación municipal “cuando dice que ya van ellos a las procesiones en representación de la Corporación, porque no pueden, sólo lo representa la alcadesa o en quien delegue”. Carmona ha terminado su comparecencia pública lamentando “que un concejal anime a través de las redes a los ciudadanos a protestar en el Pleno”.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...