El Gobierno ve «muy difícil» un acuerdo con la Iglesia

De la Vega pide a los obispos que digan por qué apoyan la marcha contra la LOE ? Rouco ordena a los sacerdotes que animen a los fieles a manifestarse el 12-N

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, aseguró ayer que ha habido diálogo con la jerarquía de la Iglesia Católica sobre el tratamiento de la asignatura de religión confesional, pero precisó que no ha habido acuerdo y que lo ve "muy difícil". La aclaración de De la Vega coincidió ayer con el llamamiento del cardenal Rouco para que los párrocos de Madrid pidan a sus fieles que acudan a la manifestación contra la ley orgánica de educación convocada para el 12 de noviembre.

"Nos hubiese gustado que hubiera acuerdo, pero no ha sido posible y lo lamentamos", dijo la vicepresidenta primera en la conferencia de prensa posterior al Consejo de Ministros. "En cualquier caso, las puertas del Gobierno siempre están abiertas al diálogo", aunque matizó: "Francamente, lo veo muy difícil, no lo creo. Más bien me inclino a pensar lo contrario".

Sobre la convocatoria de la marcha del 12-N, la vicepresidenta aseguró: "No es la primera vez que algunos obispos llaman a participar en una manifestación contra el Gobierno, y no lo digo con alegría, pero creo que son ellos los que deben explicarse frente a los ciudadanos".

El cardenal Antonio María Rouco Varela, expresidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, pidió a los sacerdotes de su diócesis que mañana, domingo, animen a la feligresía a acudir a la manifestación. Lo hizo a través de uno de sus obispos auxiliares, Fidel Herráez. Éste envió una carta a los párrocos en la que les conmina a leer un comunicado al final de las misas en el que se destaca la importancia de acudir a la convocatoria.

COLEGIOS RELIGIOSOS
El delegado de Enseñanza de Rouco, Avelino Revilla, envió la misma carta a los directores de los colegios religiosos y a los profesores de Religión de Madrid. "Lo menos que podemos hacer es levantar nuestra voz como ciudadanos y manifestarnos contra un modo de legislar que no atiende al bien común y a los derechos fundamentales", añadió en una nota.

Ésta es la segunda vez, en cinco meses, que el episcopado promueve una protesta pública contra el Ejecutivo, después de que, en junio, una veintena de obispos participaran en una marcha contra la reforma del Código Civil que posibilita los matrimonios entre personas del mismo sexo. La manifestación contó con la presencia de Rouco y sus obispos.

Esta vez la jerarquía eclesiástica rechaza que la ley apueste por mantener la normativa vigente y no eleve el rango de la asignatura de Religión, situándola al mismo nivel que una materia fundamental como las Matemáticas. Además, los prelados recelan de los contenidos de la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía por la "formación moral" que, dicen, el Estado se propone impartir a través de ella.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...