El Gobierno trabaja ya para revisar la actual financiación de la Iglesia

De momento, poco se sabe aún de la propuesta que hará el Ejecutivo a la jerarquía eclesiástica, pero lo cierto es que ya están trabajando en ello. Hoy está prevista una reunión interna en la Dirección de Asuntos Religiosos, dependiente del Ministerio de Justicia, para hablar sobre el asunto.

   Cuenta Paloma Abejón en La Voz de Galicia que, aunque los acuerdos firmados con la Santa Sede establecían hace 26 años el objetivo de que la Iglesia se autofinanciase, el paso del tiempo ha dejado claro que el 0,5% de la casilla de la Declaración de la Renta no es suficiente.

   Todos los gobiernos anteriores, tanto los de Felipe González como los sucesivos de Aznar, han tenido que aportar fondos de los Presupuestos Generales del Estado para ayudar a la Iglesia a cubrir sus gastos de mantenimiento. Aunque en el 2002, el PSOE en la oposición reclamó que el Estado dejase de «subvencionar» a la Iglesia, lo cierto es que las cuentas del 2005, las primeras desde que los socialistas han vuelto a dirigir el país, dejaron la situación como estaba.

El 1 de enero del 2006
   Zapatero, en su primera intervención tras el nombramiento del nuevo presidente de los obispos, Ricardo Blázquez, no dudó en dejar claro que «respetaría los acuerdos firmados con la Santa Sede», pero el uno de enero del 2006 tendrá que decidir si todo sigue igual o si revisa el mecanismo de financiación de la Iglesia.
   La cuestión no es baladí. Lasrelaciones Iglesia-Estado atravesaban un punto de alta tensión (con enfrentamientos claros como los matrimonios homosexuales o la utilización de células madre), pero la elección de Blázquez en sustitución de Rouco Varela parecía haber bajado el nivel de alerta y este espinoso asunto del dinero puede hacerla subir de nuevo.
   Las últimas cifras de que dispone la Agencia Tributaria, las del 2002, reflejan que la Iglesia española recibe una transferencia mensual del Estado de 11,78 millones de euros. En total, al año, perciben 141,6 millones para complementar sus ingresos a través de las aportaciones voluntarias de la Renta.
   En la sede de la Conferencia Episcopal no quieren anticipar cuál será su postura de cara a la negociación con el Gobierno, aunque extraoficialmente ha trascendido que verían con buenos ojos una subida del 0,5 al 0,8% de la parte del IRPF cedida. los acuerdos firmados con la Santa Sede establecían hace 26 años el objetivo de que la Iglesia se autofinanciase, el paso del tiempo ha dejado claro que el 0,5% de la casilla de la Declaración de la Renta no es suficiente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...