El Gobierno sienta en el Comité de Bioética a antiabortistas declarados

Se asegura un aval para la reforma de Gallardón, con la que espera hacer un guiño a los ultracatólicos

Perdida la batalla contra el matrimonio gay, el PP se propone seguir adelante con la del aborto. No son pocas las presiones desde el entorno de la Iglesia y asociaciones afines, con las que Mariano Rajoy fue de la mano durante su etapa en la oposición, por sintonía ideológica y por intereses electorales. Las presiones internas las encabeza el exministro Jaime Mayor Oreja, aunque éste se ubica también en el entorno de la Iglesia, con su fundación Valor y Sociedad, que ha activado para promover valores de inspiración cristiana. El Gobierno acaba de renovar el Comité de Bioética de España, un organismo sólo de carácter consultivo, pero que le puede servir de aval para llevar adelante la anunciada reforma de la ley del aborto hecha por el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

El PP anunció en la oposición que iría contra la ley del aborto socialista
En la oposición, el PP prometió a asociaciones ultracatólicas, como Hazte Oír y Foro de la Familia, que daría marcha atrás a la reforma de Zapatero. La exministra de Sanidad y entonces coordinadora de Participación Social, Ana Pastor, aseguró, en septiembre de 2011, que “el PP derogará la ley del aborto por injusta e innecesaria”, y la número dos del partido, María Dolores de Cospedal lo reafirmó: “Tal y como dijo Ana Pastor, obraremos en consecuencia”.

La cruzada de Mayor Oreja
Las presiones desde fuera son muchas y fuertes, pero también llegan desde dentro del PP. El exministro de Aznar Jaime Mayor Oreja está decidido a impulsar valores que él considera de inspiración cristiana. El eurodiputado da la batalla desde la fundación Valor y Sociedad y como activo ‘militante’ de la Asociación Católica de Propagandistas.

La decisión de las comunidades en manos del PP
La composición del Comité de Bioética de España, renovado por el Gobierno, la decide, primero el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, integrado por las comunidades autónomas (en su gran mayoría gobernadas por el PP), que eligió a seis de sus miembros en octubre pasado y la designación del resto, hasta los 12 miembros que integran el organismo, dependen de la Administración central.

Antiabortistas declarados
Según publica hoy El País, entre los nombres más significativos elegidos por el Consejo Interterritorial está Nicolás Jouve de la Barreda, profesor de Genética, y uno de los firmantes de la llamada Declaración de Madrid de 2009, que pide “la defensa de la vida humana desde la concepción a la muerte natural”, es decir, un no rotundo al aborto y la eutanasia. También, Vicente Bellver, quien ha expresado su rechazo al aborto, la investigación con células madre embrionarias y la píldora poscoital.

Las comunidades también eligieron al profesor de la Universidad Pontificia de Comillas, el abogado Federico de Montalvo, y a Manuel López de los Reyes, miembro de honor de la Asociación de Bioética Fundamental, una entidad conservadora.

El médico asturiano Ignacio Fernández Muñiz, elegido por las comunidades, y Carlos Romeo, que ya estaba en la anterior comisión, son los miembros del sector progresista del comité, propuestos por las comunidades gobernadas por el PSOE.

Los elegidos por los ministerios
El Gobierno ha dado su aportación a la tendencia ultraconservadora del Comité con la elección del teólogo Carlos Alonso Bedate , firmante contra la ley del aborto aprobada por Zapatero, propuesto por el Ministerio de Economía, y César Nombela, también contrario a la reforma de los socialistas, que ha sido elegido por Sanidad. El Departamento de Ana Mato ha incluido también a Teresa López López, de la Fundación cristiana Acción Familiar, que ya se ha manifestado a favor de la reforma anunciada por Gallardón, y a Miguel Serrano Ruiz-Calderón, profesor de Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, quien ha hecho pública su oposición a la eutanasia y al matrimonio homoesexual. Justicia ha propuesto al fiscal aragonés Fidel Cadena Serrano, quien acusó al juez Baltasar Garzón por el asunto de los supuestos cobros ilegales en Nueva York. Por último, el Comité lo integra la presidenta de la conservadora Asociación Española de Bioética, Natalia López Moratalla, también contraria al aborto.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...