El Gobierno riojano destina 468.000 euros a la Diócesis para restaurar cinco templos

La mayoría de las obras de rehabilitación se van a desarrollar en las cubiertas de iglesias, donde se han detectado problemas de humedades y existe un alto riesgo de desprendimientos

El Gobierno de La Rioja destinará mas de 428.000 euros a la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño para la restauración de diversos templos en las localidades de Calahorra, Castañares, Cenicero, Foncea y Préjano.

La consejera de Desarrollo Económico e Innovación del Ejecutivo regional, Leonor González Menorca, ha suscrito un convenio de colaboración con el ecónomo de la Diócesis riojano, Alberto Díez, en presencia del delegado de patrimonio, Pablo Díaz.

En una rueda de prensa posterior que recoge Efe, González Menorca ha detallado que el convenio prevé una inversión total de casi 550.900 euros, de los que el 85 por ciento serán aportados por el Gobierno riojano en dos anualidades (251.133 este año y 217.131 en 2019).

La mayoría de las obras de rehabilitación se van a desarrollar en las cubiertas de iglesias, donde se han detectado problemas de humedades y, por tanto, existe un alto riesgo de desprendimientos, ha explicado. Ha subrayado que convenios como este permiten conservar y mantener el patrimonio eclesiástico de La Rioja, donde existen bienes con gran valor patrimonial y artístico.

Rehabilitaciones

Por su parte, Díez ha precisado que con esta aportación del Gobierno se va a financiar la segunda fase de la rehabilitación de la cubierta de la iglesia de Foncea, con una inversión de 160.927 euros, que permitirá realizar mejoras en la nave principal, afectada por humedades. En este templo se van a ejecutar trabajos de control y eliminación de goteras y filtraciones de agua y se repondrán todos los elementos dañados de la cubierta de esta iglesia, con lo que se completará la renovación total de las cubiertas.

En Castañares de Rioja se prevé dedicar 110.000 euros a la reforma de la nave y el husillo de la cubierta de la iglesia parroquial, porque según ha indicado, los técnicos detectaron en una de las revisiones que existía «un pequeño peligro de desplome».

Además, en Cenicero se van a destinar otros 80.000 euros en la restauración de la torre de la iglesia de San Martín.

En la iglesia de San Esteban de Préjano existe un problema de xilófagos activos, por lo que se actuará con 50.000 euros en la cubierta del templo, para reparar el tablero de madera que está debajo de las tejas.

Por último, Díez ha indicado que en la catedral de Calahorra se invertirán unos 150.000 euros en la reforma de la instalación eléctrica con el fin de colocar un cableado que evite incendios y en la renovación la iluminación interior con criterios de eficiencia energética.

Díaz ha resaltado que el patrimonio religioso de la comunidad cada año recibe más visitas culturales, pero tiene el problema de estar ubicado en localidades donde apenas hay habitantes, por lo que se necesita la colaboración del Gobierno regional para mantenerlo en buen estado. Por ello, ha agradecido al Ejecutivo su colaboración en el mantenimiento de este «legado cultural».

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...