El Gobierno prepara una regulación sobre la asistencia religiosa en las cárceles

Se aplicará a las confesiones religiosas que tienen suscrito acuerdos de cooperación con el Estado

Los ministerios de Justicia e Interior preparan una normativa con el objetivo de regular la actividad que llevan a cabo las confesiones religiosas que tienen suscrito acuerdos de cooperación con el Estado -islámica, judía y evangelista- en el ámbito de las instituciones penitenciarias.

   Una comisión de estudio de la que forman parte ambos departamentos cuentan ya con un borrador que establece una serie de líneas básicas para desarrollar esta cuestión contenida en los acuerdos de cooperación firmados en 1992 entre el Estado y las confesiones religiosas minoritarias.

   Este borrador inicial, que se encuentra en fase de consultas con las distintas partes afectadas, pretende garantizar el culto, normalizar y controlar la práctica religiosa, especialmente en confesiones de importante auge como el Islam, a raíz del incremento de la población inmigrante en España.

   El documento consta de dos folios y establece aspectos como, por ejemplo, la definición de asistente religiosos como "la persona designada por la iglesia o confesión para dar asistencia religiosa en las instituciones penitenciarias con conformidad a la normativa vigente", según fuentes conocedoras del texto.

   Asimismo, se definen "los actos propios de la asistencia religiosa" dentro de las actuaciones que se pueden llevar a cabo en el marco del derecho a recibir este tipo de asistencia en las cárceles, así como un procedimiento de nombramientos y ceses.

   Sobre este último punto, el Ejecutivo pretende establecer un sistema similar al de los profesores de religión en el ámbito educativo, de tal manera que las personas encargadas de la asistencia religiosa serán elegidos a propuesta de las confesiones, si bien la última palabra sobre su nombramiento la tendrá la Administración.

   Igualmente, se prevé el cese de estas personas, en el caso de que la Administración entienda que su labor no se adecua a las labores propias de la asistencia religiosa o no respete las normas de Instituciones Penitenciarias.

   La iniciativa ha sido acogida con satisfacción por parte de los representantes de los musulmanes, en cuanto que supone la puesta en práctica de uno de los aspectos del Acuerdo de Cooperación, firmado en 1992 y que el anterior gobierno del Partido Popular se negó a desarrollar. Ello supondría una buena oportunidad para cooperar en la reinserción social de los reclusos y en la evitación de propagación de ideologías extremistas.

   La labor de asistencia religiosa y de apoyo espiritual rería llevada a cabo por personas especialmente formadas en aspectos como ordenamiento jurídico español, asistencia social y valores constitucionales.

   La Comisión Islámica de España también apuesta por regular otras cuestiones como las comidas durante la época del Ramadan o la habilitación de locales para la oración del viernes.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...