El Gobierno madrileño cierra seis de los ocho centros de encuentro familiar

Pone la gestión en manos de los Legionarios de Cristo

Seis de los ocho centros de encuentro familiar de la Comunidad de Madrid, donde se cumple el régimen de visita de padres e hijos en casos de separaciones conflictivas, han sido cerrados por el Gobierno madrileño, que los ha cedido a manos privadas, como la Fundación Altius que gestionan los Legionarios de Cristo.

Más de 850 familias utilizaban este servicio para cumplir el régimen de visitas de los hijos menores fijados por el juez en los casos de separaciones conflictivas. En este momento solo quedan en funcionamientos los que se encuentran en Móstoles y Las Rozas, que, es previsible, correrán la misma suerte que el resto.

En manos de los Legionarios de Cristo
Según fuentes del sector consultadas por la SER , el Gobierno que preside Ignacio González pretende poner este servicio en manos de colectivos ideológicamente afines, como los Legionarios de Cristo, que ya ha puesto en funcionamiento un punto de encuentro en el mismo lugar donde gestiona un centro para inmigrantes.
La Universidad Francisco de Vitoria, también de los Legionarios de Cristo, ya promociona en su página web un curso de nueva creación en colaboración con la Comunidad de Madrid: especialista en mediación familiar.

Desde la Comunidad de Madrid se ha confirmado que la fundación de los Legionarios de Cristo se ha hecho cargo de algunas de estas familias en su centro de Majadahonda y que el resto serán atendidos en el punto de encuentro de Arturo Soria.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, junto a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. EFE/Archivo

Archivos de imagen relacionados

  • Ignacio Gonzalez presidente C Madrid 2012
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...