El Gobierno exige a la Academia de Historia que rectifique el Diccionario «de inmediato»

Gaspar Llamazares (IU): «Con dinero de la democracia no se puede hacer golpismo blando».- Aitor Bravo, del PNV, tilda a la institución de «búnker del pasado»

El Gobierno ha exigido a la Real Academia de la Historia que rectifique "de forma inmediata" las reseñas del Diccionario Biográfico Español que carecen de rigor y objetividad científica. El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha explicado hoy en el Congreso que han solicitado a la institución, que ha puesto en pie la obra gracias a 6,4 millones de euros de ayudas públicas desde 1999, que subsane los errores sin tardanza.

Gabilondo, sin embargo, no fue tan lejos como habrían querido los diputados Gaspar Llamazares (IU) y Aitor Bravo (PNV), que han atacado con crudeza al Diccionario y a la institución que lo ha impulsado y editado. En la sesión de control al Gobierno, Llamazares ha exigido a Educación que paralice la difusión de la colección para evitar que pueda consultarse en una biblioteca pública una obra que ensalza la dictadura franquista y el golpe de Estado de 1936 en varias reseñas, empezando por la del propio Franco. "Con dinero de la democracia no se puede hacer golpismo blando", ha clamado Llamazares.

El ministro de Educación se defendió con el argumento de que "no es función del Gobierno supervisar ni censurar los contenidos de los trabajos académicos". El peneuvista Aitor Bravo, por su parte, hizo hincapié en lo que él considera la raíz del problema: la naturaleza de la Academia, una corporación de derecho público creada en el siglo XVIII a la que se accede "por cooptación, que hace que el pluralismo brille por su ausencia". "Es un búnker del pasado", criticó Bravo, que recordó que hay prestigiosos historiadores vetados en la institución a la que pertenecen miembros tan dispares y con tan corta carrera historiográfica como el cardenal Antonio Cañizares. Obviamente Bravo recordó al traído y llevado Luis Suárez, medievalista de pro y defensor de las bondades del franquismo. "Es un escándalo encargar el artículo sobre Franco a alguien que fue director general de Universidades con la dictadura y que el año pasado dijo que no tenía ningún respeto por la democracia", reprobó. Bravo propuso al Gobierno que modifique los estatutos de la Academia, presentados en 2009.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...