«El Gobierno está encantado con la visita del Papa, ha sido un éxito»

El embajador español ante la Santa Sede dice que tanto la Iglesia como el Gobierno han cedido para mantener la buena relación

El viaje del Papa a España ha sido "un éxito indiscutible que ha dejado muy satisfechas a las dos partes", al Vaticano y al Gobierno. Así, el embajador ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, atribuye la controversia por la crítica papal al "agresivo laicismo español" a "las rancias y superadas minorías extremistas de los dos lados".

Pregunta. Usted dijo que la relación del Gobierno y el Vaticano era inmejorable. Nadie lo diría.

Respuesta. El viaje ha sido un éxito indiscutible. La satisfacción por ambas partes es absoluta. El Vaticano y la Iglesia española ya han expresado su agradecimiento. El presidente José Luis Rodríguez Zapatero habló 10 minutos con el Papa. Las relaciones son cordiales.

Francisco Vázquez, en la Plaza de San Pedro del Vaticano en 2007.- MARCE·LÍ S?NEZP. ¿No le parece que fue algo injusto comparar el presente con el enfrentamiento de los años 30?

R. El Papa habló del anticlericalismo español y las fuertes raíces cristianas. No citó a Zapatero.

P. Verde y con asas, embajador.

R. Dijo que ha habido momentos de desacuerdo, pero al final añadió que la Iglesia busca el encuentro y no el desencuentro.

P. Muchos lo han percibido como una injerencia política.

R. En ningún caso. El Gobierno desde luego no lo ha percibido así. El Vaticano se sintió muy bien tratado. Ellos están encantados con el resultado; el Gobierno también.

P. Pero amplios sectores del PSOE no piensan lo mismo.

R. Más papistas que el Papa los hay en el PSOE y en la Iglesia española. A los extremistas de esta les hubiera gustado que hubiera llegado a sangre y fuego. Y algunos que no son católicos buscan exaltar la confrontación en vez del diálogo.

P. Las críticas al aborto y al matrimonio gay ¿no son política?

R. El Papa tiene todo el derecho a exponer la doctrina de la Iglesia, como hace en EE UU o Uganda. Es un líder espiritual y en España no hay un partido político que defienda sus posiciones porque el cardenal Tarancón lo decidió así en los años 70. El Gobierno ampara su derecho a defender sus valores, estemos o no de acuerdo con ellos. En algunas cosas, el Vaticano disiente de este Gobierno; en otras, como la crisis, concuerda. No hay nada dramático. Lo dramático sería que no pudiera expresarse.

P. Pero si condena leyes constitucionales y niega los derechos aprobados por el Parlamento…

R. La Iglesia no coincide con el contenido de algunas leyes. Pero no pasa nada. El Parlamento es soberano y autónomo, y los ciudadanos pueden discrepar y tener su criterio. No se debe buscar o atizar un enfrentamiento que no hay. Zapatero se lo dijo: "Total libertad de conciencia".

P. Muchos votantes del PSOE pensarán que el Papa pudo ser más generoso y reconocer las concesiones del Gobierno a la Iglesia.

R. Y otros millones de votantes del PSOE, católicos como yo, estarán de acuerdo con los valores que encarna la Iglesia. En todos los países laicos pasa eso. La libertad religiosa ofrece a todas las religiones los mismos derechos y privilegios.

P. No me dirá que el concordato lo tienen judíos y musulmanes.

R. Otra cosa son los tratados internacionales. España no le da una situación de privilegio, es la normalidad. Pero hay posiciones fundamentalistas laicistas que quieren acosar y arrinconar a la Iglesia; y algunos quieren atacar al presidente del Gobierno desde posiciones de la Iglesia más conservadora. La realidad es que en España los ateos, agnósticos, judíos y católicos son iguales ante la ley.

P. Los católicos reciben más dinero público.

R. Hay que ver las cosas desde la voluntad de entenderse. Yo, como viejo militante socialista y cristiano de base, debo agradecer a la Iglesia que en estos tiempos de crisis ayude en la solidaridad con los más necesitados. Algunos sectores de la Iglesia española querrían que siguieran las manifestaciones en la calle contra el Gobierno; a otros de izquierda les molesta que haya libertad religiosa y no se acose a la Iglesia: son grupos minoritarios, rancios y superados.

P. ¿No tiene la impresión de que es siempre el Gobierno quien cede?

R. Ellos también ceden en muchas cosas, ¿eh? Yo pasé aquí un año muy malo con la ley del aborto. Y la ley se hizo. Y nos ayudan mucho en muchos sitios: Cuba, Colombia, la Alianza de Civilizaciones. Han aceptado la Educación para la Ciudadanía, que se imparte sin problemas en los colegios religiosos a casi dos millones de niños. Todos debemos ser generosos.

P. ¿No cree que la Iglesia sigue siendo muy de derechas?

R. Rouco Varela se ha distanciado mucho del PP. El problema es que sale un obispo diciendo cualquier cosa y se le identifica con la Iglesia. No, lo ha dicho un obispo. La Iglesia española es muy plural. Y no está dividida en progresistas y conservadores, esa dicotomía no existe. Los matices son diferentes.

P. ¿Y la tendencia general?

R. Es unánime su visión de la necesidad de dialogar con el Gobierno. Ellos respetan las decisiones de la sociedad civil, y el Gobierno respeta su derecho a la discrepancia. Históricamente, todos sabemos que la confrontación no ha sido buena. La Iglesia sigue siendo una realidad importante.

Archivos de imagen relacionados

  • Francisco_Vazquez
Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...