El Gobierno decretará el martes el mayor luto de la historia de España: No habrá funeral católico de Estado, y el «homenaje público» se producirá una vez se alcance la fase 3

Según adelantó RD, será la primera vez en que no se dé un funeral de Estado confesional, sino que los actos serán estatales.

Será el mayor luto de la historia de España. El próximo martes, cuando toda España entre en fase 1, nuestro país decretará diez días de luto en todo el Estado. Todas las banderas ondearán a media asta, no habrá actos celebrativos y se recordará a todas las víctimas del coronavirus. Así lo ha anunciado este mediodía el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en rueda de prensa.

«El Ejecutivo aprobará la declaración formal de luto oficial» en todo el país en memoria de las víctimas del Covid-19. «El duelo tendrá una duración de diez días, el luto oficial más prolongado de nuestra historia democrática«, subrayó el líder del PSOE, quien añadió que, con este gesto, se quiere «mostrar de esa manera todo nuestro dolor y todo nuestro reconocimiento a las víctimas con ese luto oficial».
Al mismo tiempo, Sánchez subrayó que «al final de la desescalada» tendrá lugar un gran acto de «homenaje público oficial», así como otras conmemoraciones y memoriales presididos por el rey como jefe del Estado.
Pedro Sánchez, hoy
«Los fallecidos en esta epidemia merecen nuestro recuerdo perdurable», pero «merecen un homenaje aún mayor: merecen nuestra convivencia y nuestra concordia», señaló el presidente. Según adelantó RD, será la primera vez en que no se dé un funeral de Estado confesional, sino que los actos serán estatales.

Lo que sí hará la Conferencia Episcopal será una misa en memoria de las víctimas, que tendrá lugar los días 6 o 7 de julio en la catedral de La Almudena, con la asistencia -si se dan las condiciones higiénicas y de desescalada- de todos los obispos de la Comisión Permanente. Al tiempo, la Comisión Ejecutiva instó a las diócesis a celebrar una jornada de recuerdo y oración por los muertos, enfermos y profesionales que han luchado contra la pandemia, que tendrá lugar los días 25 o 26 de julio.

«Perdieron la vida aquejados del mismo mal y vivieron sus últimos días en el mismo suelo. Juntos debemos convivir en el mismo país que ellos construyeron. España se lo debe«, concluyó el presidente.

Print Friendly, PDF & Email

También te podría gustar...