Asóciate
Participa

¿Quieres participar?

Estas son algunas maneras para colaborar con el movimiento laicista:

  1. Difundiendo nuestras campañas.
  2. Asociándote a Europa Laica.
  3. Compartiendo contenido relevante.
  4. Formando parte de la red de observadores.
  5. Colaborando económicamente.
Pedro Sánchez ofrece el tradicional balance del curso político antes del parón de las vacaciones este viernes en el Palacio de la Moncloa. Chema Moya

El Gobierno de España aún no ha empezado a trabajar en la ley de libertad de conciencia

También aparece en

El Gobierno calcula que ha puesto en marcha el 98% de sus 1.494 compromisos y da por cumplidos más de la mitad

Sánchez presenta su ejercicio de rendición de cuentas en el que la reforma del delito de sedición se mantiene como una promesa, aunque sin avances, y las leyes de libertad de conciencia y asilo entre las que no se han empezado a trabajar

La coalición ha superado ya el ecuador de la legislatura y ha conseguido cumplir más de la mitad de los 1.494 compromisos que ha adquirido, según los datos del balance de rendición de cuentas que ha presentado, como cada semestre, Pedro Sánchez. El cálculo del Gobierno es que el 53,3% de las promesas que han hecho en distintos formatos (el acuerdo programático, el discurso de investidura o incluso en entrevistas a lo largo del mandato) se han llevado a cabo y estiman que ese porcentaje aumentará al 61% a final de año. 

El Gobierno ha iniciado trámites para poner en marcha el 98% de los compromisos, que en el último medio año han aumentado en trece, entre los que se encuentra el polémico incremento del gasto militar al que Sánchez se comprometió en el marco de la cumbre de la OTAN y que divide al bipartito. En las nuevas promesas también figuran medidas de apoyo a Ucrania, financiar en la misma medida que la Junta de Andalucía la nueva línea 3 del Metro de Sevilla o explorar la regulación del secreto profesional recogido en el artículo 20 de la Constitución, entre otros.

El grueso de los compromisos son estables y están recogidos en el acuerdo suscrito por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en diciembre de 2019 así como en el discurso de investidura. De hecho, son los que tienen un mayor nivel de ejecución. De los 428 compromisos que figuran en la ‘biblia’ de la coalición, Moncloa da por superados el 54,9%; la cifra aumenta al 59% en el caso de los que Sánchez adquirió ante el Congreso. 

En el lado opuesto de la balanza, hay un 2% de medidas comprometidas para las que no se ha dado ni un solo paso para llevarlas a buen término. En total, son 29, según el recopilatorio que recoge el ‘informe Cumpliendo’ que elabora la Unidad de Rendición de Cuentas dependiente de la Secretaría General de Presidencia a partir de la información que canaliza a través de los 22 ministerios. Entre las medidas que no se han activado están la ley de libertad de conciencia o la ley de asilo. 

A lo largo de la legislatura, han decaído doce de las propuestas, lo que significa es que se descartan de manera “motivada”, según explica el informe. En el último semestre el Gobierno ha desistido en dos casos: uno era convertir al Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) en un organismo autónomo que finalmente se articulará con la creación de un nuevo Centro Estatal de Salud Pública y el otro el impulso de un grupo de trabajo con comunidades autónomas y ayuntamiento para abordar la flexibilización de la regla de gasto que finalmente no ha sido necesario porque la UE ha activado la cláusula de salvaguarda que ha permitido incumplir los objetivos de estabilidad presupuestaria y de deuda pública.

El informe Cumpliendo, que valida un grupo de expertos, permite analizar el nivel de ejecución de los compromisos del Gobierno y también si se producen cambios en el discurso. Así ha ocurrido, por ejemplo, con la reforma del delito de sedición que ahora Moncloa enfría bajo el argumento de que no tiene mayoría parlamentaria suficiente para sacar adelante la iniciativa, que fue defendida por el propio Sánchez en una entrevista en 2020 para homologar el Código Penal español al de otros países europeos. Fuentes gubernamentales reconocen que ese cambio de la legislación penal figura en el informe como un compromiso en el que no se han producido avances en el último semestre. 

Una de las novedades que incluye el documento –y también su visualización en la web– respecto a sus ediciones anteriores es que hace una distribución del cumplimiento por temas. En concreto, los separa en 41 temas que van desde el cambio climático hasta la luz y el gas pasando por la cohesión territorial o el empleo. El que presenta un mayor grado de ejecución es la “modernización de la defensa y apoyo militar”, aunque las iniciativas asociadas son menores que en otros epígrafes (tan solo 31). En las asignaturas pendientes están el agua y el deporte, con tan solo un 32% de cumplimiento. La división no se produce por ministerios ni territorios. “No queremos que sea una carrera. Queremos que se pueda explicar la acción del Gobierno”, señalan en Moncloa.

“Plantearemos que con datos este es un Gobierno que cumple, y que pese a todas las dificultades, avanza en el cumplimiento de los compromisos que adquirió con los socios y los ciudadanos”, asegura el secretario general de Presidencia, Fran Martín. En el Gobierno asumen que no se llegará a un 100% de compromisos cumplidos y con alcanzar un 80% se dan con un canto en los dientes. Lo que enfatiza Martín es que el “ejercicio de striptease” del Gobierno debería perdurar para futuras legislaturas.

Total
2
Shares
Artículos relacionados
Total
2
Share